Diseño Curricular Primaria 2023

¿Cuál es la estructura del diseño curricular de primaria?

Corresponde a los elementos organizacionales principios, características, objetivos, ejes integradores, pilares, el perfil del estudiante y del maestro y la maestra.

¿Qué es el diseño curricular en Educación Primaria?

Diseño Curricular para la Escuela Primaria – Primer ciclo. Prácticas del Lenguaje.2019. Descargar El Diseño Curricular para la Escuela Primaria establece las bases curriculares y es un marco de referencia para los educadores del nivel. Incluye el Diseño Curricular del Primer ciclo y del Segundo ciclo, dividido en dos tomos, el Diseño Curricular de Lenguas extranjeras.

¿Cuáles son los contenidos del diseño curricular?

Los contenidos son uno de los componentes esenciales de un programa de enseñanza o de un currículo. Los otros componentes, según la teoría curricular ya clásica, son los objetivos, la metodología y la evaluación. Los contenidos consisten en aquel conjunto de conceptos y procedimientos que hay aprender para lograr los objetivos del programa; más recientemente, a estos contenidos conceptuales y procedimentales se les han añadido los relativos a valores y a normas.

  1. Suelen presentarse en inventarios que comprenden el conjunto de las diversas unidades seleccionadas para cada uno de los ciclos o niveles del programa.
  2. En otras palabras, si los objetivos se refieren a ‘para qué’ aprender y la metodología a ‘cómo’ enseñar y aprender, los contenidos se referirán a ‘qué’ enseñar y aprender, mientras que la evaluación atañe a la verificación del modo en que se está desarrollando todo el proceso y los resultados que está produciendo.

Al igual que los otros tres componentes, la selección de contenidos de un programa de enseñanza de lenguas está en estrecha relación de dependencia con la concepción que se tenga sobre la naturaleza de la lengua y del aprendizaje. Así, hasta los años 70 del s.

  1. XX los contenidos de todos los programas solían consistir en estructuras gramaticales, listas de vocabulario y temas relativos a la pronunciación y la entonación.
  2. Este bagaje se vio progresivamente ampliado con conceptos derivados del Análisis del Discurso y la Lingüística Textual, tales como las nociones y las funciones, los distintos tipos de textos, o los conectores textuales y marcadores del discurso; además, con la descripción de la competencia comunicativa y el reconocimiento de las diversas competencias parciales que la integran, se vio la necesidad de incorporar unidades pertenecientes a estas competencias, tales como los conocimientos socioculturales o las estrategias de comunicación.

La interrelación de objetivos y contenidos se pone de manifiesto de manera particularmente evidente en la forma de proceder que adoptaron los autores de las diversas versiones del Nivel Umbral publicadas en las últimas décadas del siglo XX para casi todas las lenguas europeas bajo el patrocinio del Consejo de Europa.

En esos documentos puede observarse cómo los objetivos del Nivel Umbral son los mismos para todas las lenguas, y cómo se van seleccionando los diferentes contenidos para cada una de ellas; en ese proceso se aprecia a su vez cómo los contenidos nociofuncionales pueden seguir siendo comunes, mientras que los gramaticales y los léxicos son necesariamente diferentes.

En los planes curriculares de segundas lenguas para las enseñanzas regladas en España, que se elaboraron en ese mismo período, los contenidos se estructuran en tres grupos: conceptuales, procedimentales y de actitudes, valores y normas. El Plan curricular del Instituto Cervantes, que también se publicó por aquellas fechas, adoptaba un esquema similar e introducía un nuevo inventario: las estrategias de comunicación y las estrategias de aprendizaje.

Otros documentos curriculares posteriores han añadido nuevas unidades al campo de los contenidos, como los escenarios comunicativos, en los que se especifican las secuencias en que determinados actos de habla pueden aparecer (AA.VV.1999). La última propuesta de relacionar entre sí de forma interactiva y dinámica los distintos componentes del currículo es la enseñanza mediante tareas.

El Marco común europeo de referencia para las lenguas del Consejo de Europa aboga también por esta propuesta.

¿Cuál es el eje en el diseño curricular?

Los ejes de desarrollo y aprendizaje son: desarrollo personal y social, descubrimiento natural y cultural, y expresión y comunicación.

¿Cómo se divide el diseño curricular?

Para facilitar la aproximación al diseño curricular, este proceso se divide en tres fases principales: la planea- ción, la operación y la evaluación del currículo.

¿Cuántos bloques son en la primaria?

Uso de esta plantilla: }

La Educación Primaria tiene carácter obligatorio y gratuito. Se estructura en cursos y para cada uno de ellos se establecen unos objetivos generales para cada nivel. Esta es la primera etapa obligatoria del sistema educativo por lo que deben incorporarse a ella todos los niños de 6 años independientemente de si han realizado o no la Educación Infantil (esta última, algunos padres deciden que sus hijos no la cursen puesto que no es obligatorio).

  • 1.º de Educación Primaria (6-7 años; 1. er Ciclo)
  • 2.º de Educación Primaria (7-8 años; 1. er Ciclo)
  • 3.º de Educación Primaria (8-9 años; 2.º Ciclo)
  • 4.º de Educación Primaria (9-10 años; 2.º Ciclo)
  • 5.º de Educación Primaria (10-11 años; 3. er Ciclo)
  • 6.º de Educación Primaria (11-12 años; 3. er Ciclo)

La finalidad de la Educación Primaria en España es facilitar a los alumnos y alumnas los aprendizajes de la expresión y comprensión oral, la lectura, la escritura, la aritmética, la adquisición de nociones básicas de cultura y ciencia, y el hábito de convivencia así como los de estudio y trabajo, el sentido artístico, la creatividad y la afectividad, con el fin de garantizar una formación integral que contribuya al pleno desarrollo de la personalidad de los alumnos y alumnas y de prepararlos para cursar con aprovechamiento la Educación Secundaria Obligatoria, Interior Colegio Primaria, España Historiadora del arte explicando el contenido y significado de una muestra de pinturas a estudiantes de primaria. Atendiendo al artículo 7 del Real Decreto 126/, ​ de 28 de febrero, la Educación Primaria contribuirá a desarrollar en los niños y niñas las capacidades que les permitan:

  1. Conocer y apreciar los valores y las normas de convivencia, aprender a obrar de acuerdo con ellas, prepararse para el ejercicio activo de la ciudadanía y respetar los derechos humanos, así como el pluralismo propio de una sociedad democrática.
  2. Comunicarse a través de medios de expresión verbal, corporal, visual, plástica, musical y matemática, desarrollando el razonamiento lógico, verbal y matemático, así como la sensibilidad estética, la creatividad y la capacidad para disfrutar de las obras y manifestaciones artísticas.
  3. Adquirir habilidades para la prevención y para la resolución pacífica de conflictos, que les permitan desenvolverse con autonomía en el ámbito familiar y doméstico, así como en los grupos sociales con los que se relacionan
  4. Conocer, comprender y respetar las diferentes culturas y las diferencias entre las personas, la igualdad de derechos y oportunidades de hombres y mujeres y la no discriminación de personas con discapacidad.
  5. Conocer y utilizar de manera apropiada la lengua castellana y, si la hubiere, la lengua cooficial de la Comunidad Autónoma y desarrollar hábitos de lectura.
  6. Adquirir en, al menos, una lengua extranjera la competencia comunicativa básica que les permita expresar y comprender mensajes sencillos y desenvolverse en situaciones cotidianas.
  7. Desarrollar las competencias matemáticas básicas e iniciarse en la resolución de problemas que requieran la realización de operaciones elementales de cálculo, conocimientos geométricos y estimaciones, así como ser capaces de aplicarlos a las situaciones de su vida cotidiana.
  8. Conocer los aspectos fundamentales de las Ciencias de la Naturaleza, las Ciencias Sociales, la Geografía, la Historia y la Cultura,
  9. Iniciarse en la utilización, para el aprendizaje, de las Tecnologías de la información y la comunicación desarrollando un espíritu crítico ante los mensajes que reciben y elaboran.
  10. Utilizar diferentes representaciones y expresiones artísticas e iniciarse en la construcción de propuestas visuales y audiovisuales.
  11. Valorar la higiene y la salud, aceptar el propio cuerpo y el de los otros, respetar las diferencias y utilizar la educación física y el deporte como medios para favorecer el desarrollo personal y social.
  12. Conocer y valorar los animales más próximos al ser humano y adoptar modos de comportamiento que favorezcan su cuidado.
  13. Desarrollar sus capacidades afectivas en todos los ámbitos de la personalidad y en sus relaciones con los demás, así como una actitud contraria a la violencia, a los prejuicios de cualquier tipo y a los estereotipos sexistas.
  14. Fomentar la educación vial y actitudes de respeto que incidan en la prevención de los accidentes de tráfico.

A partir de este Real Decreto cada comunidad autónoma introduce pequeñas adaptaciones para dar respuesta a la diversidad de las diferentes comunidades que forman España, enfatizando o priorizando aquellos contenidos que son más cercanos al alumnado, como por ejemplo a nivel andaluz el D97/.

  • Ciencias de la Naturaleza
  • Ciencias Sociales
  • Lengua Castellana y Literatura
  • Matemáticas
  • Primera Lengua Extranjera (Inglés)

Las asignaturas específicas son

  • Educación Física,
  • Religión, o Valores Humanos, a elección de los padres, madres o tutores legales.
  • Valores Cívicos y Éticos
  • Emocrea (En Canarias )
  • En función de la regulación y de la programación de la oferta educativa que establezca cada Administración educativa y, en su caso, de la oferta de los centros docentes, al menos una de las siguientes áreas del bloque de asignaturas específicas: 1.º Educación Artística.2.º Segunda Lengua Extranjera (Francés).3.º Religión, solo si los padres, madres o tutores legales no la han escogido en la elección indicada en el apartado 3.b).4.º Valores Sociales y Cívicos, sólo si los padres, madres o tutores legales no la han escogido en la elección indicada en el apartado 3.b).

Actualmente la Ley que rige la Educación Primaria es la Ley Orgánica para la Mejora de Calidad Educativa ( LOMCE ). ​ que modifica en un solo artículo la LOE (Ley Orgánica de Educación) ​ La referencia legislativa a la que se acoge la Educación Primaria en España en la actualidad es:

  • Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación
  • Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa
  • Real Decreto 126/2014, de 28 de febrero, por el que se establece el currículo básico de la Educación Primaria.
  • Orden ECD/65/2015, de 21 de enero, por la que se describen las relaciones entre las competencias, los contenidos y los criterios de evaluación de la Educación Primaria, la Educación Secundaria Obligatoria y el Bachillerato.
  • Resolución de 30 de marzo de 2016, de la Secretaría de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, por la que se definen los cuestionarios de contexto y los indicadores comunes de centro para la evaluación final de Educación Primaria.
  • Normativa propia de cada administración educativa.

¿Qué es el diseño curricular basico?

E l Currículo Nacional Básico (CNB) es el instrumento normativo que establece las capacidades, competencias, conceptos, destrezas, habilidades y actitudes que debe lograr todo sujeto del Sistema Educativo Nacional en los niveles, ciclos y/o modalidades que rectora la Secretaría de Educación.

¿Cuáles son las características de un diseño curricular?

Introducción Las profundas transformaciones que se experimentan en la educación implican cambios en formas de pensar y actuar de los nuevos actores que en ella se desempeñan y del personal docente en general de la institución escolar. Mejorar la calidad de la educación significa impulsar procesos de profesionalización del maestro y promover la transformación curricular a través de las propuestas basadas en la satisfacción de las necesidades educativas básicas del individuo y de la sociedad, que posibiliten el acceso a la formación, que permitan pensar y expresarse con claridad y que desarrollen competencias profesionales para analizar críticamente la realidad, vincularse activamente con los demás, mejorar el contexto educativo escolar.

La realidad se observa la desarticulación del currículo de formación, sobrecargados de contenidos y con una escasa relación entre la teoría y la práctica, así como una progresiva desvalorización de la profesión docente, persisten problemas como la falta de coherencia entre el perfil de egreso (lo que se espera) con lo que realmente se enseña a los futuros docentes.

Junto con lo anterior, se puede decir que hay una ausencia de política de mediano y largo plazo en relación a la cantidad y calidad de formación docente, hecho que se ha dejado en evidencia con medidas de mejoramiento que se han calificado como improvisadas y esporádicas.

Por otro lado, los estudiantes de pedagogía siguen evidenciando debilidades en cuanto al conocimiento de contenidos vinculados a la metodología de enseñanza mediante el uso de las tecnologías. En cuanto a las mallas curriculares, existe una distribución poco equilibrada entre las distintas áreas de formación, una falta de articulación entre la formación de la especialidad y la formación profesional, falta que se manifiesta en el insuficiente desarrollo de habilidades pedagógicas y didácticas para enseñar los contenidos del currículo escolar.

Junto con lo anterior, la atención pedagógica a la diversidad tampoco es un eje curricular en la formación inicial docente. Es por lo anteriormente expuesto que, se hace necesario incursionar en los estudios críticos de los currículos que se desarrollan en la formación inicial de los profesionales encargados de educar a las nuevas generaciones de ecuatorianos en las mejores formas y niveles de conocimientos y valores, en correspondencia con la educación ciudadana a que se aspira.

Desarrollo La dinámica del desarrollo educacional del siglo XXI, caracterizado por la innovación del conocimiento apoyado por el empleo de las tecnologías de la información y las comunicaciones, muestra que como lo menciona Bernardete (2014 ), “lo referente a la formación del profesorado es necesaria una verdadera revolución en las estructuras institucionales y en los currículos”.

(p.20) La formación inicial docente, entonces, no es sólo la sumatoria de ciertas asignaturas, sino también una inserción en actividades que trascienden ese contexto, como son, por ejemplo, las prácticas profesionales, y que pueden ser tan o más importantes que una asignatura en el proceso formativo; estas actividades están contenidas habitualmente en los documentos llamados planes de estudio, los que si bien son sólo la lista de actividades curriculares a realizar, reflejan en su estructura y orden cronológico una serie de relaciones sociales y del conocimiento educativo.

La formación inicial del docente es un proceso que transcurre bajo la orientación de una estructura curricular que prevé la confrontación entre la teoría y la realidad de su acción práctica. Es decir, la plataforma curricular asume principios didácticos generales que condicionan la sistematización de los contenidos relativos a los diferentes básicos curriculares o disciplinas portadoras de conocimientos y orientaciones para el desempeño pedagógico profesional.

Lo anterior significa que uno de los requerimientos del currículo en el primer año de la carrera es que conduzca a los docentes en formación a mantener relaciones de exterioridad con el saber pedagógico que da significado y sentido al enseñar y, en consecuencia, a seguir utilizando el modelo con que fueron formados durante su tránsito por las instituciones educativas en condición de estudiantes ( Guamán, Espinoza & Serrano, 2017 ).

Conceden a la relación teoría práctica un papel importante en la formación del maestro y señalan que en las instituciones formadoras se reproducen los modelos con que los profesores, en su condición de estudiantes, fueron preparados, de lo que se infiere que el cambio de sus modos de actuación requiere de nuevos aprendizajes.

Esto complejiza la formación inicial dado que requiere de un cambio en los propios docentes en formación, que no se da de manera desigual, sino gradual. Este proceso permite la aproximación gradual del estudiante al objeto, contenido y métodos de la profesión.

  • Los estudiantes que ingresan a la carrera magisterial proceden de diversas Instituciones. Algunas le proporcionan una cultura base para comenzar a incursionar en una rama específica del saber: la educación del ser humano y otras les ofrecen nociones del contenido de la profesión pedagógica. Por tal razón, sus niveles de ingreso difieren, son diversos, respecto a la familiarización con el contenido de la profesión, aspecto que debe ser tenido en cuenta por la institución formadora y la escuela.
  • En la carrera, se producen los primeros estudios especializados de la profesión, con el consecuente cambio de rol que ello implica, al tratarse de un proceso cuya intencionalidad es preparar al estudiante para ejercerla.
  • Las primeras nociones de lo que es un maestro el estudiante no las forma en la institución universitaria que lo prepara ni en la escuela donde realiza la práctica. Estas nociones las ha ido formando a lo largo de su vida como estudiante, a través del sistema de influencias con las que ha interactuado en la sociedad y en especial en su contacto directo con maestros que han contribuido notablemente a que se forme juicios valorativos de lo que significa ser maestro.

De la relación armónica que se logre entre los saberes básicos que el estudiante debe integrar en su desempeño (conocer, hacer, convivir y ser) dependerá en una buena medida, la calidad de la formación. La problemática de la formación inicial del profesorado requiere reflexionar sobre el conocimiento de las competencias profesionales que se exigen y son necesarias para el desarrollo de su trabajo y el conocimiento profesional necesario para desempeñar con calidad la actividad docente.

En la actualidad se intenta centrar la formación inicial en el enfoque curricular basado en competencias “la que se concibe como aquella que se orienta a formar efectivamente capacidades de relevancia laboral en los estudiantes, cuando las condiciones de la institución o la carrera/programa así lo permiten”.

(Chile. Ministerio de Educación, 2000, p.12) Si no es posible adoptar este enfoque en su totalidad, se debe optar por comprometer otros resultados de aprendizaje tales como “conocimientos, habilidades, actitudes y valores, entre otros”. ( Letelier, Oliva & Sandoval, 2009, p.116) De manera concreta y con carácter general, podríamos decir que el currículo de la formación de los profesores docentes capacita para desarrollar las siguientes funciones profesionales:

  1. Analizar situaciones formativas en contextos formales y no formales.
  2. Diseñar, desarrollar y evaluar programes, proyectos, materiales y acciones curriculares adaptadas a los contextos analizados.
  3. Orientar y apoyar el progreso de los estudiantes.
  4. Coordinarse activamente con los colegas, personas e instituciones implicadas en el proceso formativo.
  5. Participar e impulsar los procesos de innovación y mejora que promuevan la calidad de la formación y su desarrollo profesional.

La formación del profesorado basada en competencias se enfrenta así a variados problemas. El concepto de competencia utilizado en el campo de la formación profesional se abre camino, poco a poco, en todo el sistema educativo y en los procesos de formación continua, donde la gestión por competencias se ha convertido en un modelo integrador y orientador de las diferentes políticas de recursos humanos.

  • Este origen replantea el sentido de la formación y su vinculación con la actividad laboral.
  • Por una parte, se habla de reformas educativas que enfatizan lo laboral, desatendiendo la parte formativa orientada a la formación de competencias personales y para la convivencia social; además, se detecta demasiada practicidad en las nuevas orientaciones de planes de estudio, que parecen obviar los procesos reflexivos personales o despreciar la cultura general.

De todas formas, nada impide pensar en el desarrollo de competencias personales, o mejor en romper la separación entre lo personal y social (es el caso de la inteligencia y control emocional), ni nadie dice que la preparación para una profesión sólo haya de desarrollar competencias técnicas y dejar al margen competencias relacionadas con el compromiso social y con los procesos de cambio.

Las competencias se identifican, normalmente, con características de la persona relacionadas con una actuación de éxito en su lugar de trabajo. Se desarrollan a partir de experiencias de aprendizaje integrativas en las que conocimientos de diversa naturaleza, habilidades y actitudes interactúan con el fin de dar una respuesta eficiente a la tarea que se ejecuta ( Garín, 2009 ).

Identificamos la competencia con la activación y aplicación de manera coordinada de elementos de diferente naturaleza para resolver situaciones profesionales concretas. No obstante, es algo más que la mera suma de esos saberes. Las competencias destacan el carácter aplicativo de los aprendizajes (decimos que la persona es competente cuando es capaz de resolver problemas propios de su ámbito de actuación) y también su carácter dinámico (esto es, se adquieren y desarrollan en la acción y también se perfeccionan gracias a la misma acción).

Estas dos características son las que justifican cambios en los modelos de programación y evaluación, a la vez que dan sentido al aprendizaje a lo largo de la vida. Por otra parte, la evaluación de los docentes de aula se centra, sobre todo, en analizar la consecución de los objetivos de aprendizaje.

Y, en cualquier caso, en la verificación del desarrollo de competencias específicas asignadas o ligadas a la materia correspondiente. Sería más propio de la titulación la evaluación de las competencias del programa y de la institución el verificar, mediante estudios específicos de evaluación de impacto o a través de los observatorios de graduados, si el proceso formativo consigue los profesionales que demanda la realidad y si los formados dan la respuesta adecuada a las exigencias del entorno.

En cualquier caso, se remarca la importancia del trabajo coordinado y colaborativo del profesorado, tanto en la planificación como en el desarrollo y la evaluación de la formación. Sigue pareciendo importante actualmente el que el profesorado conozca cómo aprenden los alumnos, con qué métodos enseñar, cómo adaptarse al contexto, cómo transferir el conocimiento disciplinar a la dinámica de aula y de ésta a la realidad, pero también lo es el que sean capaces de moverse en contextos multiculturales, utilizar las herramientas de la sociedad del conocimiento y sean capaces de trabajar en equipo, impulsar un razonamiento libre y crítico y promover el compromiso social.

Es necesario, asimismo, que los profesores sean y actúen como gestores del cambio en el ámbito de sus actuaciones. Lo hacen cuando priman lo estratégico sobre lo operativo (sin olvidarlo), guían más que dirigen y continuamente analizan sus prácticas para introducir las mejores que sean pertinentes.

Es el profesional reflexivo que aprende de sus actuaciones, de las de los iguales y de todos los que le pueden ayudar a resolver los problemas concretos que encuentran en la enseñanza. Normalmente, diferenciamos entre las competencias básicas, que hacen referencia a la preparación para la vida cotidiana, y las competencias que se vinculan a la actividad profesional (México.

Instituto Tecnológico de Sonora, 2017), La concreción de las primeras ha de ser validada por la misma sociedad en función de los principios que en ella rigen y su concreción, por tanto, no puede ser sólo una decisión técnica. Las segundas tienen un carácter más técnico y deberían concretarse desde el conocimiento que se tiene del mundo profesional.

Una aproximación a las competencias deseables del profesor, que deben ser tomadas en consideración durante el diseño del currículo, la podemos obtener en la aportación de Garín (2009 ), centrada en la enseñanza secundaria, que resulta de tomar como referencia los trabajos que se han realizado en equipo y de manera colaborativa por amplias redes profesionales (incluidas las que facilitaron el Informe de la UNESCO o el Informe Tuning).

Otra aproximación, en este caso a las competencias docentes, se puede obtener después de revisar las aportaciones de Perrenoud (2004 ), lo que permite considerar, con carácter general, que el docente ha de planificar, impartir, tutorizar y evaluar acciones formativas, elaborando y utilizando medios y recursos didácticos, promoviendo la calidad de la formación y la actualización didáctica.

Las competencias profesionales docentes como metacompetencias de la profesión (Conocimiento de sí mismo; Capacidad de análisis crítico, de reflexión, de resolución de problemas) se pueden clasificar en: Competencias técnicas, competencias metodológicas, competencias sociales, competencias personales.

CONTENIDOS QUE CAMBIAN!!! CONCURSO DE OPOSICION DOCENTE 2023

Todas tributando a las funciones de la profesión:

  • Didácticas (planificación, desarrollo de lo planificado en el contexto del aula; evaluación).
  • Tutoriales (acompañamiento del proceso de aprendizaje de cada uno de los alumnos).
  • Vinculación con el medio social (comunicación con redes en que participan los alumnos).
  • Formación permanente e innovación (desafío para todo profesional en la actualidad).

Las realidades y la dinámica de los tiempos actuales requieren que se le dé al currículo en la formación inicial docente una atención diferenciada a las competencias informacionales. La inserción de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones en los contextos educativos puede reportar beneficios para todo el sistema educativo: alumnos, docentes y la comunidad educativa en general.

En el caso de los docentes, gracias a las tecnologías tienen a su disposición diversos recursos digitales: software, documentos, página web, etc., los que facilitan la participación en redes de docentes y apoyan el trabajo de proyectos en forma colaborativa con otros centros educativos (Comisión Europea, 2016),

En virtud de lo anterior se han formulado estándares destinados a evaluar la calidad de la formación inicial de los docentes. El eje en torno al cual se formulan tales estándares es esta pregunta (Chile. Ministerio de Educación, 2000) : ¿qué necesita saber y ser capaz de hacer el joven profesor o profesora que se inicia en el ejercicio de la docencia? La definición de estándares se establece dada la necesidad de proponer criterios para evaluar el desempeño docente esperado al finalizar el periodo de formación inicial.

Los estándares son identificados como “patrones o criterios que permitirán emitir en forma apropiada juicios sobre el desempeño docente de los futuros educadores pero también sugieren cómo ha de organizarse la formación docente y cuáles conviene que sean sus contenidos”. (Chile. Ministerio de Educación, 2000, p.8) La incorporación de la formación ciudadana en los currículos de esta carrera tiene como elemento en común, su orientación democrática.

La educación ciudadana es clave para los procesos de democratización y búsqueda de la equidad y la justicia social, y que la educación ciudadana consiste en una promoción del compromiso con la democracia como forma de gobierno y como forma de vida. Para ello, se promueve un modelo educativo orientado a la formación de ciudadanos activos, que participen de manera responsable en sus comunidades contribuyendo al desarrollo de una convivencia democrática; que tengan plena conciencia de sus derechos y sus obligaciones; y que estén comprometidos con la promoción y la defensa de los derechos humanos y con el cuidado del medio ambiente y el desarrollo sostenible.

En la actualidad ha tomado fuerza la idea de que, para su adecuada inserción y protagonismo en la vida moderna, todo individuo tiene que apropiarse de un conjunto determinado de saberes que reflejan las exigencias de las actuales condiciones sociales, lo que debe ocupar un espacio esencial en el currículo de la formación docente desde el primer año.

Se trata de un aprendizaje que promueva el desarrollo integral del sujeto, que posibilite su participación responsable y creadora en la vida social, y su crecimiento permanente como persona comprometida con su propio bienestar y el de los demás, en correspondencia con “la responsabilidad de toda la sociedad de crear las condiciones óptimas para lograr el desarrollo integral de las personas”.

  • Hay que olvidar que el individuo que aprende es “un ser en situación”. Sus procesos de aprendizaje son parte integrante de su vida concreta, que transcurre en sus distintos contextos de actuación.
  • El estudiante es, sin dudas, el centro de múltiples influencias y condicionamientos, y su aprendizaje será también el reflejo de sus correspondientes vínculos con el medio social al cual pertenece y en el cual despliega su actividad vital.
  • Comprender profundamente los aprendizajes que los/las alumnos y alumnas llevan a cabo exige un intento por penetrar en esta compleja red de vínculos y determinaciones.

El currículo debe estar orientado hacia el objetivo de desarrollar la capacidad para realizar aprendizajes a lo largo de la vida, a partir del dominio de las habilidades y estrategias para aprender a aprender, y de la necesidad de una auto-educación constante.

Al investigar sobre la formación del profesional de la educación se observan insuficiencias que apuntan a la subutilización de las potencialidades de los sujetos por parte de las ciencias pedagógicas en dicho proceso. Una educación verdaderamente desarrolladora tiene que orientar la personalidad a plantearse conscientemente el logro de niveles superiores de desarrollo como una necesidad intrínseca.

A la educación del Ecuador se le ha sometido a una dialéctica de cambios permanentes en sus concepciones curriculares con la segura intención de dar acatamiento al objetivo 4 del Plan Nacional del Buen Vivir Ecuatoriano, que formula: “Fortalecer las capacidades y potencialidades de la ciudadanía”.

(Ecuador. Secretaría Nacional de Planificción y Desarrollo, 2013, p.5), La formación inicial del profesional de Educación Básica, se propone “prepararlo para educar a las nuevas generaciones y producir desarrollo educativo que mejoren las condiciones socio económicas de los niños, púberes y adolescentes que garantice la educación de calidad, calidez y el bienestar de lo social y colectivo en el Ecuador “.

( Ávila & Fernández, 2018, p.50) La formación docente en Ecuador ha cambiado aceleradamente en los últimos tiempos. Estos cambios son de diversos tipos. Existen dos fuerzas que impulsan estos cambios: una es intrínseca y proviene del interior de las comunidades educativas (maestros, investigadores, dirigentes del gremio de educadores, directores y rectores de instituciones educativas, administradores, asesores y auditoras educativos, colegios profesionales de educadores y otros); la otra es externa y proviene principalmente del ministerio de educación y los funcionarios de gobierno, que se ha empeñado en instaurar la revolución educativa, tanto en escuelas de educación inicial, básica y colegios de bachillerato que integran el sistema educativo, estas transformaciones continúan en la Instituciones de Educación Superior (IES) que forman docentes.

La formación inicial del maestro de Educación Básica según Roca (2017 ), “constituye un proceso que ocurre de forma sistemática y permanente bajo la dirección de los procesos sustantivos de docencia que recibe en los sílabos de la malla curricular, la vinculación (prácticas y pasantías) e investigación”.

(p.12) En este sentido, Achilli (2000 ), define a la formación docente como “un proceso en el que se articulan prácticas de enseñanza y de aprendizaje orientadas a la configuración de sujetos docentes/enseñantes”. (p.14) Se considera a criterio valorativo que el proceso de formación inicial del profesional de Educación Básica es aquel que, de modo consciente, se desarrolla mediante los procesos sustantivos de docencia, vinculación e investigación, con el objetivo de desarrollar competencias docentes en su desempeño profesional para la dirección del proceso educativo que llevan a cabo en las instituciones educativas del Ecuador.

You might be interested:  Fiesta De La Cumbia 2023

El profesional de educación básica debe ser actual y científico, la formación del profesional debe tener una caracterización que incluye elementos: integrador, desarrollador y personológico. El carácter instructivo de la formación inicial del profesional de educación básica es el proceso y resultado mediante el cual el estudiante se apropia de conocimientos y habilidades profesionales para enseñar y educar a niños y púberes que asisten a las escuelas, lo que le permite transformar su pensamiento.

Por su parte, el carácter educativo se logra en unidad con el carácter instructivo ya que la apropiación de conocimientos permite contribuir a la formación del estudiante como ser social, en el cual se desarrollen actitudes, aptitudes, cualidades y valores a formar en su personalidad.

Por otro lado, la unidad de lo instructivo y lo educativo contribuye a lograr un desarrollo profesional en el estudiante, por medio de la estimulación y desarrollo de sus potencialidades mentales y físicas, es decir, se propicia el salto cualitativo de desarrollo en la personalidad como resultado de la unidad entre el carácter instructivo y educativo de su formación profesional.

Por tanto, el desarrollo del profesional en formación inicial de Educación Básica constituye la expresión del crecimiento personal que se ha logrado en él, el cual a decir de Bermúdez & Pérez (2004 ), “es el proceso de cambio y transformación que se produce en la personalidad como sistema, que permite un nivel superior de regulación comportamental e implica una mejor relación con su medio, con las otras personas y consigo mismo”,

(p.21) De ahí que el desarrollo profesional del profesional de Educación Básica durante su formación inicial, es interpretado como el crecimiento profesional que alcanza como expresión del desarrollo de la personalidad que logra producto al resultado de la sistematización del carácter instructivo, educativo y desarrollador de su formación inicial durante la docencia, la vinculación e investigación.

El proceso de enseñanza aprendizaje de la profesión pedagógica requiere de la articulación armónica de los componentes del currículo (laboral, académico e investigativo). En este sentido existen autores que lo definen de esta manera “proceso pedagógico para la formación profesional es el sistema de acciones de dirección conscientes y organizadas que se ejecutan en las instituciones formadoras, en las cuales se deben coordinar las acciones del educador y el educando con el objetivo de desarrollar habilidades y capacidades profesionales propuestas en el proyecto curricular”,

( Alfaro, 2011 ) Esta articulación, propicia el vínculo de la investigación con la práctica profesional y la formación académica del futuro maestro. La respuesta a los problemas del contexto de actuación profesional está en la teoría, que se convierte en una poderosa arma de trabajo científico del maestro como profesional, tiene el papel de guiar la práctica.

En la cita anterior se destaca el carácter consciente de las acciones que ejecuta el docente con el objetivo de una formación del futuro profesional en correspondencia con sus necesidades profesionales, así como la necesaria coordinación de las acciones entre los educadores (tutores) y los educandos (docentes en formación) para el logro de un proceso exitoso.

  • Se evidencia que “el proceso de formación del profesional de la educación no es un proceso acabado, sino de permanentes ajustes y reajustes a las exigencias sociales”.
  • Alfaro, 2011, p.5) La necesidad e importancia de la investigación es evidente en el planteamiento de alternativa desde el currículum para elevar la profesionalidad del docente en formación observándose un significado en la formación inicial.

Se evidencia también, la necesidad de modelar la formación del docente dentro del propio proceso de atención a la formación inicial de sus estudiantes como futuros profesionales de la educación. Se expresa en la formación del docente, la necesidad del trabajo interdisciplinario, teniendo en cuenta que los problemas por su naturaleza pueden ser de diversa índole, eminentemente pedagógicos, didácticos, psicológicos, sociológicos y otros, por lo tanto, su abordaje necesita de una fuerte preparación en las diferentes ciencias de la educación, en sus diferentes especialidades, así como en el dominio del método científico.

  1. Para lograr estos propósitos, los docentes ya graduados deben desarrollar en sus colectivos de trabajo metodológico un enfoque investigativo interdisciplinario, lo que permitirá su constante preparación para el desarrollo eficiente del proceso formativo inicial.
  2. El diseño curricular en la formación de docentes del primer año de la carrera de educación debe centrar su atención en la educación infantil, pues esta constituye la base del sistema de enseñanza.

En Ecuador, un primer referente curricular de la Educación Inicial, de inicios de la década de los años 2000, es el documento titulado Volemos Alto, clave para cambiar el mundo, y ¡Dale cinco minutos! Ambos documentos fueron elaborados por el Ministerio de Educación, Cultura, Deportes y Recreación y el Ministerio de Bienestar Social, Programa Nuestros Niños ( Correa, 2017 ).

En la actualidad el diseño curricular de la Educación Inicial en Ecuador cuenta con un amplio conjunto de documentos elaborados por el Ministerio de Educación. Entre éstos se encuentra el titulado Currículo Educación Inicial, En este documento se define de manera concreta la estructura curricular de la educación inicial.

En primer lugar, se definen las cinco características básicas del diseño curricular a saber: coherencia, flexibilidad, integración curricular, progresión y comunicabilidad. En segundo lugar, se describen los elementos organizadores de los contenidos, alcance, secuencia y pertinencia de los aprendizajes.

  • Perfil de salida.
  • Ámbitos de desarrollo y aprendizaje.
  • Objetivos de subnivel.
  • Objetivos de aprendizaje.
  • Destrezas.
  • Orientaciones metodológicas.
  • Orientaciones para el proceso de evaluación.

La organización curricular de los aprendizajes establece tres ejes de desarrollo y aprendizaje para toda la Educación Inicial: desarrollo personal y social, descubrimiento natural y cultural, y expresión y comunicación. De cada uno de los ejes se desprenden los ámbitos para cada subnivel.

Los ámbitos planteados en subnivel Inicial 1 son más integradores, mientras que los ámbitos planteados en los siguientes años, tienden a ser más específicos. Sin embargo, los ámbitos en los dos subniveles guardan total relación y correspondencia. En el Ecuador la formación de profesionales está orientada a partir de la expedición de la Ley Orgánica de Educación Superior y su Reglamento de Régimen Académico (Ecuador.

Consejo de Educación Superior, 2014) en tres instancias a saber:

  1. Unidad básica, – Es la unidad curricular que introduce al estudiante en el aprendizaje de las ciencias y disciplinas que sustentan la carrera, sus metodologías e instrumentos, así como en la contextualización de los estudios profesionales.
  2. Unidad profesional. – Es la unidad curricular que está orientada al conocimiento del campo de estudio y las áreas de actuación de la carrera, a través de la integración delas teorías correspondientes y de la práctica pre profesional.
  3. Unidad de titulación. – Es la unidad curricular que incluye las asignaturas, cursos o sus equivalentes, que permiten la validación académica de los conocimientos, habilidades y desempeños adquiridos en la carrera para la resolución de problemas, dilemas o desafíos de una profesión. Su resultado final fundamental es: a) el desarrollo de un trabajo de titulación, basado en procesos de investigación e intervención.

Como se puede observar en los enunciados anteriores la investigación está implícita en todo el proceso de formación de los profesionales, partiendo desde su incorporación del estudiante a las aulas universitarias, hasta su egreso de las mismas en calidad de profesional.

Del mismo modo en el Reglamento en mención se encuentra expreso en el Artículo 72.- Investigación para el aprendizaje.- La organización de los aprendizajes en cada nivel de formación de la educación superior se sustentará en el proceso de investigación correspondiente y propenderá al desarrollo de conocimientos y actitudes para la innovación científica, tecnológica, humanística y artística, conforme a los siguientes: Investigación en educación superior de grado.- Se desarrollará en el marco del campo formativo de la epistemología y la metodología de investigación de una profesión, mediante el desarrollo de proyectos de investigación de carácter exploratorio y descriptivo.

Artículo 74.- Investigación y contexto. -En todos los niveles formativos en que sea pertinente, la investigación en la educación superior deberá ser diseñada y ejecutada considerando el contexto social y cultural de la realidad que se está investigando y en la cual tengan aplicación sus resultados.

  1. Aunque la investigación sea una tarea incorporada en la reglamentación de la educación superior, sin embargo, la misma no pasa aún de ser solamente una simple instrumentación.
  2. De aquí que se comprenda que la vía esencial para lograr la aplicación de las normativas y por ende de la preparación adecuada de los profesionales en educación radica en colocar a la investigación social como elemento central en el micro currículo a ser aplicado a los aspirantes a docentes.

La pertinencia de la investigación social en el primer año de la carrera en educación encuentra su fundamento, justificación y necesidad, en los fines de la educación ecuatoriana. Los fines de la educación ecuatoriana se expresan en los términos siguientes:

  • Preservar y fortalecer los valores propios del pueblo ecuatoriano, su identidad cultural y autenticidad.
  • Desarrollar las capacidades de los estudiantes, para que contribuyan a la transformación moral, política, social, cultural y económica del país.
  • Propiciar el cabal conocimiento de la realidad nacional, para lograr la integración social, cultural y económica del pueblo y superar el subdesarrollo en todos sus aspectos
  • Gestionar el conocimiento, la defensa y aprovechamiento óptimo de todos los recursos del país
  • Estimular el espíritu de investigación, la actividad creadora y responsable en el trabajo, el principio de solidaridad humana y el sentido de cooperación social
  • Es fundamental institucionalizar la participación de la familia, así como de los organismos seccionales y locales en la educación.

Estos fines solo pueden alcanzarse si se sostienen en las sólidas bases que ofrece la investigación social. Atendiendo a lo anteriormente expuesto, la investigación social en el primer año de la carrera de educación puede incluir, según Vélez & Zambrano (2016 ), entre sus temáticas:

  1. Horizontes epistemológicos y los contextos: educativos, sociales, políticos, culturales, comunitarios de la educación. Este se refiere a la investigación de los saberes, aprendizajes y experiencias que enriquecen el conocimiento y a los sujetos que aprenden. Implica la construcción de un lugar social y del saber desde dónde los aprendices puedan observar y comprender la realidad educativa, asumiendo el protagonismo en el proceso de percepción, traducción y reconstrucción del conocimiento, que deberá ser aplicado en los propios contextos en donde se produce, esto es, las instituciones del Sistema Nacional de Educación, en las prácticas de prevención y resolución de los problemas socio-educativos.
  2. El pensamiento sistémico y complejo que incide en los campos de estudio de la profesión. Este insta a que los futuros profesionales de educación inicial dominen, recreen y apliquen las bases epistémicas del modelo sistémico y complejo que se vienen forjando desde las nuevas tendencias pedagógicas, debiendo para ello interiorizar la complejidad, compromiso ético y pertinencia de sus desempeños. Responde a la necesidad de identificar y gestar cambios desde la formación profesional, dirigidos a la transformación de modelos conductistas que aún prevalecen y que guían las prácticas educativas en los centros de educación inicial estatales y privados, modelos tradicionales que tienden a ser contrarios a los nuevos paradigmas que fundan el objeto de estudio de la Carrera.
  3. La forma en que están organizados los aprendizajes. La organización de los aprendizajes planteado por la carrera, contribuirá significativamente con herramientas y estrategias metodológicas de transformación en la profesión, generando propuestas educativas curriculares que integren e involucren a las y los estudiantes de manera progresiva en cada uno de los niveles y unidades de la trayectoria curricular, en contextos pertinentes reales o simulados, proporcionados principalmente por el eje de la praxis profesional.
  4. Las tecnologías que deberán estar incorporadas en la formación profesional. Abarca el manejo y aplicación progresiva de medios digitales y herramientas innovadoras en los ambientes de aprendizaje de los sujetos que aprenden desde una visión pedagógica, inclusiva y socio afectivo, a través de aplicaciones tecnológicas para el primer año de educación de los centros educativos.
  5. El rol del docente en la gestión de los procesos competentes al desarrollo de los proyectos curriculares. Esto presupone el desarrollo de capacidades y desempeños del personal académico que estará a cargo de la educación de nuestro país, relacionados con el pensamiento sistémico y complejo, la organización curricular de forma pertinente y permeable a los cambios y las nuevas estructuras del conocimiento, el manejo de nuevas epistemologías y la producción de ambientes de aprendizaje, el dominio en los nuevos lenguajes del mundo actual para interactuar e interconectarse, y el fortalecimiento de la ciudadanía del buen vivir. En este sentido, es en el seno de la gestión de docentes y académicos investigadores que integren la carrera, donde reposan los desafíos de cambio de actuación y compromiso.

Conclusiones La formación inicial docente es una de las cuestiones más importantes a analizar dentro de sistema educacional ecuatoriano. Allí se encuentran las bases de la calidad del mismo y la garantía de la formación integral de las futuras generaciones.

Lo anterior presupone, por un lado, una alta y actualizada preparación de los profesionales que se desempeñan en esta labor, y a la vez, de transformaciones en los currículos actuales, de manera que se modifiquen las condiciones y deficiencias existentes, como en el caso de la desarticulación estructural del mismo y la escasa relación teoría-práctica.

Tales transformaciones implican tomar en consideración un grupo de características que debe poseer el currículo en el primer año de la carrera en educación, a saber: desarrollar la formación de competencias personales y de la profesión, de las habilidades para el mejor desempeño profesional, del conocimiento de las funciones profesionales, de la educación ciudadana como elemento esencial y la interrelación de los componentes laboral, académico e investigativo.

¿Qué es el nuevo diseño curricular?

¿Cómo elaborar un buen diseño curricular? –

Identificar los objetivos de aprendizaje: el primer paso a la hora de diseñar un programa de estudios para una asignatura concreta es identificar los objetivos de aprendizaje.Seleccionar los métodos y materiales de enseñanza: una vez identificados los objetivos de aprendizaje, el siguiente paso es seleccionar los métodos y materiales de enseñanza más apropiados para alcanzar los objetivos.Organizar y secuenciar el plan de estudios: el último paso es organizar y secuenciar el plan de estudios en función de los objetivos y los métodos utilizados.Revisar el plan de estudios: una vez completado el plan de estudios, los profesores deben revisarlo para ver si es necesario hacer alguna revisión. Utilizar el plan de estudios: el siguiente paso es utilizar el plan de estudios para planificar y organizar las diferentes lecciones o unidades de la asignatura.

Aqui un ejemplo de diseño curricular. El diseño curricular es una actividad compleja cuyo objetivo es identificar la forma más eficaz de alcanzar los objetivos especificados con los recursos disponibles. El diseño de un plan de estudios debe basarse en una teoría educativa sólida y en los resultados de la investigación.

¿Cuáles son los 5 ejes del nuevo modelo educativo?

Una vez concluido el periodo de campañas electorales, quedaron muchos temas pendientes por ser discutidos. Por ejemplo, no se debatió a fondo la problemática real que vive el sistema educativo mexicano: las causas del rezago educativo, así como poca o nula fue la discusión acerca de cómo fomentar el aprendizaje significativo de los alumnos.

Los entonces candidatos presidenciales se concentraron en fijar una “postura” acerca de la reforma educativa. Entrecomillo postura porque ninguno logró trasmitir una perspectiva completa de la reforma y con ello una postura acerca de qué aspectos de ella se pueden rescatar, cuáles se pueden mejorar, cuáles están mal, y con ello, cuáles se deben quitar.

Básicamente, los candidatos presidenciales usaron el término reforma educativa como sinónimo de los cambios promulgados en la Ley General del Servicio Profesional Docente, principalmente. En su caso, el virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, propuso desde su campaña “echar abajo la (mal llamada) reforma educativa”,

Asimismo, las recientes declaraciones del propuesto Secretario de Educación para el nuevo gobierno incluyen derogar la reforma educativa y conservar sólo lo que sea útil para promover el aprendizaje de los estudiantes. En este artículo me interesa abordar uno de los temas olvidados de la reforma: el nuevo modelo educativo,

Me interesa abordar cuáles son algunas de las bondades y los defectos de dicho modelo; así como qué podemos esperar que pase con la implementación de dicho modelo en el futuro cercano. No se debe olvidar que desde la década de 1990 el sistema educativo mexicano ha estado implementando reformas educativas.

  1. En los noventa y la primera década del siglo XXI, se implementaron iniciativas de reforma relevantes.
  2. Dichas reformas incluyen: el Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica (ANMEB) de 1992; el Compromiso Social para la Calidad de la Educación de 2002, y la Alianza por la Calidad de la Educación de 2008.

En 2012, comenzó una nueva ola de reformas con la iniciativa presidencial para reformar el artículo tercero Constitucional ante el Congreso. La iniciativa incluyó que el Estado debe garantizar la calidad educativa en todos los niveles obligatorios de educación, el establecimiento de un servicio profesional de carrera docente, así como un sistema nacional de evaluación educativa.

  • En términos generales puede decirse que la reforma educativa se compone de dos etapas.
  • La primera incluye la modificación del artículo tercero de la Constitución, así como la modificación de la Ley General de Educación y la promulgación de leyes en la materia: la Ley General del Servicio Profesional Docente y la Ley del Instituto Nacional para la Evaluación de Educación,

La segunda etapa de dicha reforma comenzó en el primer semestre de 2016 cuando la SEP lanzó una versión preliminar del nuevo modelo que incluía una propuesta curricular. Durante la segunda mitad de ese año, la SEP abrió un diálogo con las partes interesadas de la academia, las organizaciones civiles y los gobiernos para revisar el modelo propuesto.

  1. La propuesta del nuevo modelo también se discutió a nivel escolar.
  2. Todos los comentarios y la información fueron recopilados por un tercero y el informe que contiene los principales puntos de vista y análisis cualitativos fue entregado a la SEP a finales del año 2016.
  3. Como resultado, el nuevo modelo educativo y modelo curricular fue revisado y la versión final publicada durante el segundo trimestre de 2017.

El nuevo modelo educativo tiene cinco ejes: (1) enfoque curricular; (2) la escuela como el centro del sistema educativo; (3) capacitación y desarrollo profesional de los docentes; (4) inclusión y equidad, y (5) gobernanza del sistema educativo. Además, el enfoque curricular de la educación obligatoria tiene varios aspectos que se relacionan con tres puntos fundamentales: (a) campos de formación académica (lenguaje y comunicación, pensamiento matemático, exploración y comprensión del mundo natural y social); (b) áreas de desarrollo personal y social (arte, educación socio-emocional y educación física), y (c) áreas de autonomía curricular (conocimiento regional, proyectos de impacto social, desarrollo personal y social, y capacitación académica).

Para analizar la pertinencia del nuevo modelo educativo podemos utilizar el estudio comparado realizado entre los planes y programas actuales y el nuevo modelo con respecto a modelos de habilidades del siglo XXI. El estudio identifica que el modelo y su planteamiento curricular reconocen la importancia de desarrollar nuevas habilidades en los estudiantes.

Con ello, se reconocen habilidades cognitivas y sociales como lo son: pensamiento crítico y resolución de problemas, comunicación y colaboración, alfabetización digital y ciudadanía al tiempo que incluye otras habilidades relevantes como el desarrollo de habilidades socioemocionales.

Los resultados de la investigación sugieren que si bien los planteamientos para formar habilidades del siglo XXI (en lo general y a nivel perfil de egreso) están detallados, existe un buen número de áreas de oportunidad en los planteamientos de cómo se alcanzaran las metas, así como una falta de alineación entre los perfiles de egreso y las propuestas curriculares.

En sus conclusiones, dicho estudio refiere que es importante continuar trabajando para que el nuevo modelo educativo no sea sólo un planteamiento general, sino que diseñe un conjunto de elementos para promover en las escuelas y con los docentes las habilidades y estrategias que les permitan implementar sus ambiciosos planes.

  • La reforma educativa debe incluir un proceso claro de planificación para la viabilidad de su instrumentación, lo cual incluye sin duda programas intensivos para capacitar a los maestros.
  • Los docentes en particular son clave para el éxito del modelo; por lo tanto, es necesario trabajar con —y junto a ellos— para garantizar mejores aprendizajes para los estudiantes.

A un año escaso para que terminara el período presidencial de Enrique Peña Nieto, los planes y programas del nuevo modelo educativo se pusieron a prueba mediante pilotaje en algunas escuelas, Los resultados de dicho pilotaje aún se desconocen, pero el nuevo modelo supuestamente ha sido compartido con todas las escuelas y se planea sea implementado gradualmente en ciclo escolar 2018-2019.

Haber dejado su implementación para después de las elecciones presidenciales parece un gran desatino ya que dado contexto político de cambio de gobierno y la postura del gobierno entrante con respecto a la reforma, dicha implementación es ahora incierta. Es así que a finales de agosto de 2018 arranca un nuevo ciclo escolar: el periodo de la instrumentación del nuevo modelo educativo en las escuelas.

Sin embargo, se desconoce la postura formal del nuevo gobierno acerca del modelo, la propuesta curricular y los perfiles de egreso para cada nivel educativo y con ello es incierto que tal modelo se mantenga. Algunas interrogantes surgen: ¿qué harán los maestros y las escuelas al respecto? ¿Se acatarán las instrucciones del gobierno que sale? ¿Se esperarán a diciembre para implementar cambios? ¿Qué pasará con los alumnos mientras tanto? Sin afán de hacer afirmaciones generalizables me aventuro a responder a las interrogantes anteriores con base en lo que en práctica de campo los maestros me han compartido en diversos estados del país.

  1. Las principales coincidencias son: 1.
  2. La información sobre el nuevo modelo no ha bajado de manera efectiva a las escuelas,
  3. Los docentes con los que he tenido oportunidad de conversar comentan que no se han tomado medidas en sus escuelas para compartirles información acerca de qué trata, y muy pocos de los docentes mostraron comprender el nuevo modelo.2.

Hay mucha desinformación acerca los planteamientos del nuevo modelo educativo. En las pláticas con los docentes me he percatado que no sólo es muy poco lo que efectivamente saben, sino que circula mucha información errónea al respecto.3. Hay cierta predisposición al cambio por parte de los docentes.

  • En varios grupos de enfoque con docentes me ha tocado escucharles decir que los niños en México no están preparados para aprender de manera distinta.
  • En especifico, para temas de pensamiento crítico los docentes, expresan que dada la pobreza cultural de los estudiantes no hay modelo que ayude a que estos se involucren de manera activa en el proceso de enseñanza aprendizaje.

Algunas opiniones sobre el modelo en un sentido más positivo se resumen a continuación: 1. Existe compromiso por lograr las metas planteadas en el nuevo modelo educativo. He escuchado a muchos docentes que por su cuenta han investigado acerca de los cambios propuestos en el modelo educativo y cómo llevarlos a cabo.

  1. Algunos dedican parte de su tiempo libre a realizar investigación para obtener ejemplos de actividades y ejercicios que estimulen de manera distinta a sus estudiantes.
  2. Ellos dicen estar aplicando un nuevo modelo educativo en sus aulas ya desde hace tiempo y no esperan al ciclo escolar 2018-2019 para empezar a planear de manera diferente sus clases.2.

Los docentes claman por oportunidades de desarrollo profesional. Si bien los docentes se quejan de las pocas oportunidades de formación —así como de la poca retroalimentación que existe a la práctica docente— estos buscan oportunidades de capacitación continua y constante, y creen que es posible mejorar su práctica para formar estudiantes con habilidades del siglo XXI.3.

  1. Otro grupo de docentes ven en la evaluación del desempeño una oportunidad de mejorar.
  2. Dichos maestros reportan haber mejorado sin importar el resultado de su evaluación.
  3. Asimismo, he conocido docentes y directivos que han participado como evaluadores en la evaluación de desempeño.
  4. Ellos tuvieron que tomar un curso de capacitación para formarse como evaluadores, asisten a las jornadas de evaluación y como consecuencia son un ejemplo para sus comunidades escolares de cómo los servidores públicos en el ámbito educativo pueden comprometerse a mejorar.

Mi reacción a las interrogantes con base en la experiencia mencionada es que hay profesores que ya están implementando cambios significativos en sus salones de clase. Estos docentes conocen el nuevo modelo educativo y comparten los beneficios de sus virtudes.

  1. En las aulas de esos profesores, un nuevo modelo se estará implementando, no por mandato sino por un compromiso de los profesores con sus alumnos.
  2. No obstante, habrá aulas a las que el nuevo modelo no llegará; desgraciadamente estará ausente en muchos salones de clase.
  3. Digo desgraciadamente, no porque crea que este modelo es perfecto, sino justamente porque pienso que puede ser sujeto a mejoras que sienten las bases para trabajar los innumerables problemas de aprendizaje que hay por atender.

Me da pesar que en muchas escuelas los maestros y las escuelas arrancarán el ciclo escolar como de costumbre, acatando, sí, los nuevos planes y programas pues estarán en los libros de texto, pero sin cambios en la práctica pedagógica. Muchos docentes y escuelas estarán a la espera de instrucciones una vez que el nuevo gobierno fije una postura.

¿Qué son los 7 ejes articuladores?

Analizaron docentes de Educación Básica ejes articuladores de la Nueva Escuela Mexicana

Personal de los planteles de Educación Básica participaron en la Tercera Sesión Ordinaria de Consejos Técnicos Escolares (CTE) del ciclo 2022-2023, durante la cual se analizó el sentido y alcances de los Ejes articuladores en el marco del Plan de Estudio 2022.Algunas de las actividades desarrolladas durante la primera reunión de CTE del año 2023 fue la revisión de los avances del Taller Intensivo de Formación Continua para Docentes, además del análisis de los Ejes articuladores para determinar sus alcances y expresiones en el programa analítico.De igual manera, las figuras educativas de los niveles Preescolar, Primaria y Secundaria, discutieron las características de una práctica docente que integre la estrategia antes mencionada en los programas analíticos.Tales acciones conecta los contenidos de diferentes disciplinas dentro de un campo de formación y, al mismo tiempo, conecta las acciones de enseñanza y aprendizaje con la realidad de las y los estudiantes en su vida cotidiana.Esta doble conexión favorece la integración del proceso de aprendizaje de los estudiantes, propiciando un conjunto de saberes que le dan significado a los contenidos aprendidos.Los siete Ejes articuladores de la Nueva Escuela Mexicana son: 1) Inclusión, 2) Pensamiento crítico, 3) Interculturalidad crítica, 4) Igualdad de género, 5) Vida saludable, 6) Apropiación de las culturas a través de la lectura y la escritura, y 7) Artes y experiencias estéticas.

You might be interested:  Vacaciones 2023 Argentina Paquetes

Estos favorecen una formación integral, donde los conocimientos se abordan como parte de un todo y no como algo aislado, se adecúan y contextualizan a las características de las y los estudiantes con su comunidad local, regional y global. Cabe señalar que en el presente ciclo lectivo se cuenta con una matrícula aproximada de 725 mil estudiantes en Educación Básica en el estado de Chihuahua, los cuales son atendidos en 5 mil 916 escuelas, de las cuales 2 mil 135 corresponden a Preescolar, 2 mil 746 a Primaria y mil 035 a Secundaria.

¿Cuáles son los 4 elementos que articulan la propuesta curricular?

El término currículum ha tenido variedad de interpretaciones, a veces se utiliza para identificar un nivel, otros para la formación académica de una red de conocimientos y hasta lo relacionan específicamente con una asignatura. Todo currículum tiene no sólo una concepción académica, sino también una concepción del mundo, o sea, siempre en toda concepción curricular están presentes intereses de clases.

  • A continuación, le presentamos un listado de definiciones de currículum como muestra de la multiplicidad de interpretaciones y enfoques existentes.
  • Analízalos y: • Destaca los elementos en que enfatiza cada autor.
  • Resume los que se presentan como regularidad.
  • Plan que norma y conduce explícitamente un proceso concreto y determinante de enseñanza-aprendizaje que se desarrolla en una institución educativa.

Tiene cuatro elementos; objetivos curriculares, plan de estudio, cartas descriptivas, y sistema de evaluación. ◦ Currículum como síntesis instrumental mediante la cual se seleccionan, organizan y ordenan para fines de enseñanza todos los aspectos de una profesión que se consideran social y culturalmente valiosos y profesionalmente eficientes.

El currículum constituye el programa íntegro de toda la acción de la escuela, es el medio esencial de la educación, es todo aquello que profesores y alumnos hacen en el marco de lo académico y está determinado por la sociedad. ◦ El currículum es un proceso de enseñanza que forma a los estudiantes mediante la transmisión de valores, conocimientos y habilidades de modo que estos se asignen a los objetivos propuestos.

Los elementos que intervienen en el currículo son: personas (los alumnos y profesores fundamentalmente; las tareas (las oportunidades de aprendizaje, organizados en reas, materias, proyectos, etc.). ◦ La administración (la planeación, organización, dirección y control de desempeño de las personas que realizan las tareas).

  • Currículum es una serie estructurada de objetivos de aprendizaje que se aspira a lograr.
  • El currículum entendido como proyecto y como proceso que conlleva a una concepción de la enseñanza aprendizaje como una actividad crítica de investigación y de innovación constantes, asegurando el desarrollo profesional del docente.

◦ El currículum escolar es ante todo un recorrido educacional, un conjunto continuado de experiencias de aprendizaje relacionados por alguien bajo el control de una institución formal de educación en un período dado. ◦ Un currículum es una tentativa para comunicar los principios y rasgos esenciales de un propósito educativo de forma tal que permanezca abierto a discusión crítica y pueda ser trasladado efectivamente a la práctica.

◦”Un proyecto educativo integral con carácter de proceso que expresa las relaciones de interdependencia en un contexto histórico-social, condición que le permite rediseñar-se sistemáticamente en función del desarrollo social, progreso de la ciencia y necesidades que se traduzcan en la educación de la personalidad del ciudadano que se aspira a formar” ◦ Esta definición nos indica que el currículum es un proyecto educativo integral por lo que no se refiere a un aspecto determinado del proceso educativo, además se evidencia que los diseños curriculares tienen que concebirse como una tarea de investigación con un carácter dinámico, donde los alumnos y maestros se impliquen con una posición afectiva por el conocimiento, para darle solución a los problemas y proyectarse hacia el futuro.

Bajo el término de Diseño Curricular se encierra un concepto polisémico empleado indistintamente para referirse a planes de estudio, programas e incluso a la instrumentación didáctica del proceso de formación de egresados, denominado en nuestro medio proceso de enseñanza-aprendizaje.

¿Cuántas fases tiene el diseño curricular?

Colomb. Med. vol.42 no.4 Cali Oct./Dez.2011 – El diseño curricular, una responsabilidad compartida Curricular Design, a shared responsibility María Clara Tovar, Enf MSc 1, Pedro Sarmiento, DO, MSc 2 1 Profesora Titular, Escuela de Enfermería, Facultad de Salud, Universidad del Valle, Cali, Colombia.

  • E-mail: [email protected] 2 Profesor Titular, Escuela de Odontología, Facultad de Salud, Universidad del Valle, Cali, Colombia.
  • E-mail: [email protected] Recibido para publicación julio 10, 2009 Aceptado para publicación febrero23, 2010 RESUMEN Introducción: El diseño o rediseño curricular de un programa académico incluye las fases de fundamentación, definición de ejes problemáticos y estructuración.

El estudio pretende fomentar la reflexión sobre la práctica y la investigación en el campo curricular y fortalecer las políticas institucionales relacionadas con el diseño curricular de los programas académicos, en procura de mejorar la pertinencia y la calidad del currículo.

Objetivo: Describir las prácticas del diseño curricular en los programas académicos de pregrado de la Facultad de Salud de la Universidad del Valle. Metodología: Se realizó un estudio cualitativo con el enfoque de fenomenología hermenéutica, el cual permite describir e interpretar lo que vivencian los actores sobre el diseño curricular en un momento histórico determinado.

Se realizaron entrevistas a profundidad a grupos focales conformados por los miembros de los comités de currículo de los ocho programas académicos de pregrado de la Facultad de Salud de la Universidad del Valle. Resultados: Cada programa académico en su diseño curricular tiene en cuenta aspectos como el marco normativo, el contexto internacional, nacional y local; algunos programas tienen nexos con las diferentes asociaciones de los programas académicos, lo cual contribuye a enriquecer el currículo.

  • De otra parte, la participación docente en el diseño curricular es permanente, mientras que la participación de egresados y empleadores es fluctuante.
  • Conclusiones: La formación disciplinar es fundamental para el desempeño del docente universitario, sin embargo, para hacer más integral su labor se hace necesario que comprenda y se involucre más activa y conscientemente en la fase del diseño curricular.

En los procesos formativos de los docentes se debe fortalecer lo relacionado con el diseño curricular de los programas académicos, en procura de mejorar, con su participación crítica, la pertinencia y la calidad del currículo; también es indispensable cualificar los procesos y mecanismos de participación de los demás actores implicados.

  • Palabras clave: Currículo; Diseño curricular; Investigación curricular; Fundamentación y estructuración curricular.
  • SUMMARY Introduction: Curricular design is mainly affected by the following: the principles, the main basic problem definitions, and the structure.
  • These components come together to find specific solutions to problems in many disciplines.

This study contributes to incentivize reflections in the curricular practice and to search in the curricular fields to establish institutional policies related to the curricular management of academic programs aiming to improve their pertinence and quality.

Objectives: To describe the curricular design methods, principles and main basic problem definitions in the academic programs of the Faculty of Health at Universidad del Valle. Methodology: We used hermeneutic phenology as the qualitative focus methodology, which allows us to understand and describe what curricular design agents have lived during a certain past period.

The Focal groups were interviewed by the academic program committees of the Faculty of Health at Universidad del Valle. Results: Each academic program considers aspects like the normative factor, as well as the national, local, and international context.

Some academic programs developed their own curriculum with different associations they made to improve their curriculum. On the other hand the participation of teachers in curricular design is constant but graduate student and employee participation fluctuates. Conclusions: Teacher performance is based on discipline formation; however, it is necessary to understand the curricular design stage as an issue to improve their university labor.

The teacher formative process related with the curricular design of the academic programs should be strengthened, thinking of their personal pertinence and quality. Keywords: Curricular; Curricular design; Curriculum research; Fundamentation curricular structure and principles.

  • El objetivo del estudio fue describir las prácticas del diseño o rediseño curricular en los programas académicos de pregrado de la Facultad de Salud de la Universidad del Valle.
  • Tanto el diseño como el ajuste o rediseño curricular deben ser actividades constantes en las instituciones de educación superior, en la búsqueda de dar respuesta a la necesidad de mayor pertinencia y mejor calidad de los programas.

Sin embargo, muchos vacíos obstaculizan la concreción de espacios que brinden la oportunidad de buscar, diseñar y experimentar actividades curriculares dirigidas a aumentar la pertinencia de los currículos y la renovación de las prácticas de construcción de los mismos en favor de su sostenibilidad, calidad y competitividad, para generar ambientes de aprendizaje que permitan un mayor compromiso del estudiante con su propia formación y con la proyección social de la misma.

Las corrientes contemporáneas en el campo del diseño curricular sugieren una visión integradora de las características propias del entorno cultural de las regiones, las necesidades sociales propias de nuestros contextos, un alto grado de pertinencia social, conocimiento científico, disciplinar, normativa nacional e internacional, ejercicio profesional y una fundamentación humanística.

Hoy por hoy, nociones como desarrollo tecnológico, mundo globalizado, desarrollo sostenible, protección del medio ambiente, respuesta a los problemas sociales, competitividad y responsabilidad social, definen el panorama en que se proyectan las profesiones como campos de estudio y aplicación de conocimientos.

  1. Lozano y Lara 1 definen el currículo como un campo de investigación y análisis crítico de la realidad, que permite procesos comprometidos con la generación de relaciones más consistentes y coherentes entre el conocimiento y las acciones pertinentes para su utilización social.
  2. Estudiar currículos concretos significa estudiarlos en el contexto en que se configuran y a través del cual se expresan sus prácticas educativas y sus resultados.

El diseño curricular debe ser objeto de estudio sistemático a través de investigaciones que contribuyan a su sistematización y al aumento del grado de conciencia y examen por parte de los actores comprometidos con la construcción curricular de los programas académicos de pregrado de la Facultad de Salud de la Universidad del Valle.

MARCO CONCEPTUAL Se define como diseño o ajuste curricular «Un proceso de toma de decisiones para la elaboración o ajuste del currículo, previo a su desarrollo, que configure flexiblemente el espacio donde se pondrá en práctica, mediante un proceso de enseñanza y aprendizaje del cual el proyecto curricular es su visión anticipada» 2,

El diseño de los programas académicos como construcción colectiva de la comunidad educativa (estudiantes, profesores, directivos, egresados, empleadores, padres de familia, asociaciones gremiales y profesionales), exige interpretar el currículo como proceso ampliamente temporalizado y de construcción/deconstrucción por parte de los agentes involucrados, y no como un programa limitado en su realización por unos objetivos y logros predeterminados e inmodificables.

Una práctica del diseño, vista de esta manera, se da en forma articulada y pone en juego simultánea­mente mutuas relaciones expresadas en avances específicos, retrocesos y contradicciones. El diseño o rediseño curricular de un programa académico incluye las fases de fundamentación, definición de ejes problemáticos y estructuración.

La fundamentación da cuenta de la intencionalidad formativa del programa, es la primera fase del diseño curricular y en primera instancia crea las bases, los principios y los criterios para organizar las actividades de su desarrollo. Esta fase debe ser el resultado de claros procesos de investigación desarrollados por la comunidad educativa con el liderazgo del estamento docente.

Incluye una caracterización teórica y una caracterización con­textual que no deben abordarse de manera separada para no desligar los factores de la realidad social y cultural, de los análisis de los programas que la comunidad educativa realice a la luz de postulados teóricos del diseño curricular. La caracterización del currículo según Sacristán 3, «.debe vincular a todas las personas con el fin de lograr una sensibilización frente a las carencias, a las debilidades de la práctica y a la complejidad de las transformaciones Caracterizar es un medio pedagógico que permite por un lado compartir visiones parecidas de los problemas y programas, intercambiar intereses, circular información y conocimiento selectivo».

En esta perspectiva, el contexto es entendido como los ambientes que rodean al estudiante, pero también a todos los actores comprometidos con los procesos de formación, que le dan sentido a lo que éste aprende. Según Rodríguez 4 es importante considerar en la fundamentación curricular las condiciones sociales y culturales, tanto locales como nacionales e internacionales, los intereses que se generan, las creencias, las condiciones económicas del grupo social en las que se concrete el acto educativo y las necesidades del mundo del trabajo.

Así, el currículo asume la vida de los actores en sus diversas manifestaciones y las convierte en contenido y proceso de aprendizaje con el propósito de reconocer, confrontar, enriquecer y validar su capital cultural. Los tres elementos claves en la configuración del concepto de comunidad educativa, identificados por Pérez, citado por Álvarez-Valdivia 5, son el espacio social, las relaciones y los agentes concurrentes, los cuales se explican desde un enunciado común: La participación y sus posibilidades o alternativas reales darían lugar a la conformación y funcionamiento de la comunidad educativa tal como se concibe en los modelos actuales.

Por lo anterior la construcción o ajuste de cualquier currículo con pertinencia social, como proceso básico de la fundamentación, hace necesario adelantar estudios de la comunidad, con el fin de detectar experiencias, intereses, perspectivas cotidianas, expectativas y necesidades reales, útiles para orientar la actividad curricular.

  1. Se deben crear espacios de participación donde tengan presencia los miembros de la comunidad educativa directamente o a través de sus representantes.
  2. La participación se considera como un continuo que refleja distintos grados de acceso a la toma de decisiones curriculares, o también es entendida como una estrategia de intervención en la organización.

Básicamente participar es compartir objetivos, métodos de trabajo, decisiones en equipo y comprometerse crítica y constructivamente en una tarea común. La participación suele concretarse en la resolución de problemas, a pesar de que muchas soluciones suscitan problemas más graves de los que resuelven.

No obstante, la participación efectiva radica fundamentalmente en alcanzar una comprensión común de los problemas. Las soluciones se vuelven más evidentes, cuentan con un mayor respaldo, pueden ser fácilmente instrumentadas y no generan por lo general, repercusiones indeseadas. La participación creadora pone de relieve la detección, la percepción, la formulación y la comprensión común de los problemas, no limitándose a su mera resolución 3 Dos últimos asuntos en relación con el proceso de fundamentación curricular son los que se refieren a las competencias, y los criterios de autoevaluación y acreditación.

Sobre el primer asunto -competencias- se ha venido creando en los últimos años en Colombia, una corriente de pensamiento que ha producido resultados interesantes para el campo del diseño curricular. Las competencias pueden hacer referencia «al saber (representaciones internas o saber -qué) hacer (habilidad-saber hacer, saber porqué – valores) en un contexto sociocultural específico, en donde el individuo es capaz de resolver problemas reales (no hipotéticos) y elaborar productos (tangibles o intangibles) que son importantes para él y/o para una comunidad determinada 7 ».

En este sentido la competencia laboral es la construcción social de aprendizajes significativos y útiles para el desempeño productivo en una situación real de trabajo que se obtiene no sólo a través de la instrucción sino también y en gran medida, mediante el aprendizaje por experiencia en situaciones concretas de trabajo.

Sin embargo, y a pesar de su importancia, el rol laboral, incluso dentro de las propias estructuras productivas, demanda la combinación de múltiples saberes y habilidades que no interpelan exclusivamente a los desempeños técnicos. El sector empresarial europeo, por ejemplo, ha identificado un complejo conjunto de competencias que integran las capacidades profesionales de los sujetos con todas aquellas que demandan las transformaciones culturales y la nueva sociedad del conocimiento como son: capacidad de aprender y de aplicar los conocimientos en la práctica; capacidad de análisis, de síntesis y de adaptación a nuevas situaciones; apreciación de la diversidad y multiculturalidad, capacidad crítica y autocrítica, compromiso ético, habilidades interpersonales, capacidad para generar nuevas ideas, capacidad de trabajar en equipo, toma de decisiones, conocimientos generales básicos sobre la disciplina y la profesión, habilidades de investigación, comunicación oral y escrita en la propia lengua, conocimiento de una segunda lengua y habilidades básicas de manejo de la computadora 8,

Sobre el segundo asunto relacionado con los criterios y procesos de auto evaluación y acreditación de las instituciones educativas, según lo establecido por el Consejo Nacional de Acreditación (CNA), las propias instituciones de educación superior deben definir sus criterios y procesos para establecer las prácticas de autoevaluación y ajuste periódico, dando respuesta a las demandas de ley.

Asimismo, la normatividad vigente, especialmente la Ley 1188 de abril 25 de año 2008, establece el requisito del registro calificado de los programas de educación superior, lo cual condiciona el diseño, la evaluación y gestión de los mismos. Frente a esta situación, todos los programas de formación nuevos o en funcionamiento, requieren obtener registro calificado lo que supone un rediseño de su estructura curricular, teniendo en cuenta las concepciones epistemológicas, pedagógicas, didácticas y curriculares que hagan posible su renovación con criterios de calidad académica.

En los esfuerzos para actualizar el currículo se evidencia la necesidad de consolidar e institucionalizar espacios de reflexión e investigación que permitan no sólo la comprensión de los asuntos curriculares, tanto de las disciplinas como de las profesiones y de sus relaciones con la sociedad colombiana, sino la construcción de propuestas innovadoras para el diseño curricular que logren un mayor acercamiento a los propósitos educativos de formación integral.

El proceso investigativo para diseñar el currículo requiere una continua problematización e interrogación frente a su pertinencia contextual, pedagógica, filosófica, sociológica, sicológica, antropológica, dimensiones que tejen la complejidad de lo humano, por lo cual el currículo no tiene nunca un término, sino que siempre se está haciendo, creando y significando: su naturaleza no es de llegada sino de camino 9,

  • Para hacer corresponder la formación profesional con las realidades que se deben intervenir, se hace necesario utilizar los métodos e instrumentos de investigación adecuados para la identificación y el análisis del mundo del trabajo y el mercado laboral.
  • Pero la vinculación de la universidad con el sector social no puede dar exclusividad al sector productivo o empresarial: es necesario que dé cabida a todos los conocimientos que circulan en la comunidad, entendiendo la educación como un «proceso de formación permanente, personal, cultural y social que se fundamenta en una concepción integral de la persona humana, de su dignidad, de sus derechos y deberes».

En este sentido, una perspectiva metodológica y de investigación que retome los distintos aspectos sociales entre ellos, las redes de producción, los cambios que se operan en el mundo laboral con un enfoque más amplio, respondería mejor que los tradicionales métodos utilizados para aumentar el impacto inmediato de la productividad y la comercialización -estudios de mercado, encuestas de opinión, estudios comparativos- que aunque útiles en determinados momentos, no toman el universo de las necesidades sociales.

  • La transición entre fundamentación y estructuración curricular, requiere adelantar un proceso de reflexión y discusión de los ejes problemáticos encontrados en la fundamentación, a partir de los cuales se orientan las energías hacia la fase de estructuración curricular.
  • La clasificación y categorización de las necesidades a resolver desde el currículo, son importantes no sólo para hacerlas operativas sino para definir un sistema de prioridades, teniendo en cuenta que los procesos de la realidad cambian continuamente.

La estructuración curricular se concibe como un proceso técnico y colectivo enmarcado en una dinámica social y cultural determinada, en la cual convergen, se articulan, relacionan y jerarquizan los resultados de la fundamentación como un todo al servicio de la formación profesional integral.

Esta fase permite concretar una forma de organización global y particular del currículo, bajo una estructura que con frecuencia considera políticas institucionales, pautas definidas por el Ministerio de Educación Nacional, proyectos pedagógicos, asignaturas obligatorias y electivas, criterios y formas de evaluación.

La estructuración curricular puede ser examinada bajo factores macro y micro u operacionales. Los primeros darán cuenta de aspectos referidos a normatividad, pensum o programas, modalidades de trabajo, niveles o grados, cuerpo profesoral y su organización, infraestructura, ambiente de trabajo, equipos, recursos bibliográficos, de informática y demás.

Los segundos, es decir, los factores micro u operacionales, darán cuenta de manera particular de las relaciones o mecanismos, intercambios, uso de recursos, metodologías y la interacción dentro del acto formativo de estudiantes y profesores que puede ser individualizado, en pequeños grupos, en áreas o en semestres.

METODOLOGÍA La metodología de esta investigación fue de carácter cualitativo. El método empleado para realizar la investigación fue la fenomenología interpretativa o hermenéutica, que se basa en la filosofía ontológica de Heiddeger, cuyo objetivo es comprender las habilidades, prácticas y experiencias cotidianas articulando las similitudes y diferencias en los significados, compromisos, prácticas, habilidades y experiencias de los seres humanos 10,

El criterio de inclusión para participar en el estudio fue ser integrante de alguno de los ocho Comités de los Programas Académicos de pregrado de la Facultad de Salud. La muestra estuvo conformada por los integrantes de los Comités de cada uno de los Programas Académicos de la Facultad de Salud de la Universidad del Valle.

En dos Programas el Comité estuvo completo (directora, dos representantes de profesores, dos de los estudiantes y el de egresados); en cinco Programas hubo la misma representación excepto el representante de egresados y en uno de los Programas, las entrevistas se realizaron sólo a la directora del Programa porque para ese semestre no se había conformado dicho comité.

  • Antes de iniciar la recolección de la información el proyecto se presentó al Comité de Currículo de Facultad con el fin de socializar y motivar la participación de sus integrantes en el estudio.
  • La información se recolectó a través de dos entrevistas a cada uno de los grupos.
  • La guía para la realización de la primera y segunda entrevista contenía los siguientes aspectos: Identificación de necesidades del entorno y responsabilidades profesionales, características de la población e intereses de los diferentes actores externos, estrategias que se utilizaron para analizar las experiencias, vivencias, conocimientos de profesores y directivos, equipos de diseño, especialistas, egresados, estudiantes, representantes y demás actores institucionales intervinientes, mecanismos utilizados para llegar a la concertación de objetivos, métodos y contenidos de los programas y a la precisión de competencias de desempeño; igualmente se indagó si la información originada en los procesos de auto evaluación se tiene en cuenta para el diseño o ajuste curricular.

Las entrevistas fueron grabadas y transcritas textualmente. Posterior a la realización de la primera entrevista se hizo el análisis inicial de la misma con el objeto de identificar aspectos que requerían ser aclarados en la segunda entrevista. Al finalizar la recolección de la información se leyó en varias ocasiones el texto de cada entrevista realizando un análisis minucioso del texto de las mismas.

  • De este análisis o interpretación emergen los temas y subtemas que conformaron las vivencias de los comités de los programas académicos para el diseño curricular.
  • El rigor metodológico o calidad de un estudio cualitativo se determina mediante criterios que están en proceso de construcción.
  • Esos criterios son 11 : coherencia o credibilidad, aplicabilidad y auditabilidad.

Las estrategias utilizadas por los investigadores para garantizar el rigor del estudio según estos criterios fueron: a) Coherencia o credibilidad, la cual se demostró cuando los resultados fueron presentados y aceptados como verdaderos por las personas estudiadas, así mismo los resultados se presentaron al Comité de Currículo de la Facultad donde se verificaron; la credibilidad también se demuestra a través de los fragmentos del texto de las entrevistas que los investigadores utilizaron para respaldar sus interpretaciones, lo que permite que otros investigadores puedan verificar las interpretaciones que los investigadores hicieron de la información.

  1. B) El criterio de aplicabilidad (validez externa): implica que los resultados tengan significado para otros en situaciones similares.
  2. Se espera que los hallazgos del estudio puedan ser aplicados a otras experiencias de diseños curriculares en contextos similares.
  3. C) La auditabilidad es definida como la habilidad de otro investigador para seguir los métodos y conclusiones del investigador original.

En esta investigación la recolección de la información, la descripción detallada de los aspectos metodológicos del estudio, las características de los informantes, el procedimiento para recolectar y analizar la información permiten que otros(as) e investigadores(as) conozcan y evalúen la metodología y resultados del estudio.

Así mismo la grabación y transcripción textual de las entrevistas permite tener la información disponible para otros investigadores que deseen el acceso a la misma. El estudio obtuvo la aprobación del Comité de Ética de la Facultad de Salud de la Universidad del Valle, al ser considerado sin riesgo alguno para los participantes porque no se realizaron intervenciones.

Sin embargo, se evitó mencionar el nombre de los programas con el fin de no herir susceptibilidades o afectar el nombre de la Universidad o de alguno de los mismos. RESULTADOS Los resultados que surgen de las entrevistas a los grupos se plantean de acuerdo con los integrantes de los mismos, iniciando por los consensos, seguidos de los aportes de las directoras de los programas, luego los de los profesores y finalmente las opiniones de estudiantes y egresados participantes en los mismos.

Todos los integrantes de los grupos focales reconocen que incursionar en el tema del diseño o rediseño curricular les produjo satisfacción, no conocían el concepto de fundamentación curricular por su nombre técnico, pero evidenciaron rápidamente el conocimiento que tenían sobre la problemática y reconocieron además que el tema no era nuevo para la Facultad de Salud, pues esta ha demostrado desde sus inicios interés en que sus docentes se fortalezcan en dichos aspectos.

Alrededor de los esfuerzos que se hacen por implementar un diseño o rediseño currículo integral comentaron: «.el seminario de integración se introdujo como una estrategia pedagógica donde lo que se trata es de articular la formación de cada semestre longitudinalmente.» «ahora las prácticas están más relacionadas, ya no tienen ese enfoque tan segmentado de los sistemas del hombre, sino que hay prácticas en diferentes espacios que tienen ciertas características y en donde los estudiantes abordan a todos los usuarios que llegan a una práctica, sin diferenciar si es del área cardio o si es del área osteo-muscular.

  • Yo creo que allí tenemos una muestra de cómo cambió la visión más segmentada, más especialista».
  • Y opinaron que la integralidad del currículo ha dado cabida a la modificación de las prácticas pedagógicas: «.yo quería hacer mención al seminario de integración, que es una estrategia pedagógica que se ha dado para eso; sin embargo es importante que eso se lleve a cabo, las personas somos las que lo ejecutamos ¿no cierto? Y como personas todavía nos hace falta madurar un poquito más esa idea.» Por otra parte resaltaron la importancia que aspectos como la caracterización del contexto para cada una de las disciplinas, tanto en los niveles internacional, nacional y local tienen en la fase de fundamentación, por ejemplo, la utilidad de conocer las causas de morbilidad y mortalidad que afectan a la población por la importancia de estos indicadores en los procesos formativos de los educandos en el área de la salud.

Precisaron que sólo algunos Comités de programa habían definido un concepto cómo objeto de estudio y eje integrador de su currículo, revisado desde lo psicológico, filosófico, pedagógico, antropológico y ecoló­gico, lo cual le da soporte conceptual al respectivo programa.

Sin embargo, para algunos profesores: Por su parte las Directoras de Programas resaltaron la importancia de la información generada por los estudiantes a través de las evaluaciones de las asignaturas y de los profesores, pues en ellas los estudiantes aportan elementos para el mejoramiento de la docencia y del diseño curricular del programa.

Asimismo, actividades como la Consejería Estudiantil -implementada en algunos programas- son útiles para caracterizar y tomar decisiones: «.se identificó si los padres viven o no en pareja, y alrededor de eso se entró a identificar unos factores de riesgo, asunto que estamos trabajando en consejería.».

  • Afirmaron que una limitante es el tiempo asignado para la dirección de los programas dada la complejidad que tienen las actividades académicas, en particular el diseño y la gestión curricular, sumadas a las diversas actividades administrativas e investigativas.
  • Destacaron el escaso o nulo conocimiento que sobre todo lo curricular tienen los profesores ocasionales, dada la modalidad de su contratación, pues ellos desarrollan su temática o su compromiso docente y en términos generales no tienen tiempo ni conocimiento para involucrarse en los procesos del diseño o rediseño curricular.

Igualmente, reconocieron la importancia que tiene para los nuevos profesores actividades como la inducción que viene realizando la Universidad, la Facultad y los Programas. Por otra parte afirmaron que los programas Académicos de pregrado de la Facultad de Salud de la Universidad del Valle no están organizados por competencias, reconociendo la falta de conocimientos al respecto, lo que ha generado resistencia a la organización de los currículos de esa manera, pues argumentan que el esquema por competencias está centrado solo en lo laboral desconociendo la integralidad del concepto relacionado con el ser, el saber, el hacer y el saber hacer.

You might be interested:  Hora De Limpieza 2023

«La Universidad, la Facultad y el Programa, se han preocupado para que los profesores vayan y por lo menos toquen lo referente a las competencias; algunos profesores han hecho esfuerzos a ese respecto, pero definitivamente el proceso choca con el quehacer, es muy difícil implantarlo; no es que no se pueda hacer, sino que tiene mucha resistencia; y es una alternativa pedagógica.».

Reconocen que el currículo es dinámico y cambiante de acuerdo a las necesidades de formación del momento y no por ello es deficiente; que la participación permanente de los docentes nombrados en el diseño o rediseño curricular en todos los programas es evidente, seguida por la contribución de los estudiantes.

Igualmente resaltaron cómo las exigencias académicas no permiten en algunos programas la participación continua y permanente de los estudiantes. De otra parte en los procesos curriculares resaltaron la importancia que tienen los Congresos y Simposios para la actualización del currículo. Algunas Directoras de los Programas Académicos que participan en las asociaciones profesionales a nivel nacional e internacional y en asociaciones científicas, no sólo como miembros de número sino como directivas de las mismas, reconocen que participar en este tipo de asociaciones les da elementos valiosos para mejorar el diseño curricular; son conscientes, además, de la importancia de ir a la par con los avances tecnológicos para enriquecer la fase de diseño curricular.

Por su parte los profesores de los Comités de Programas comentaron que han realizado una construcción colectiva en torno a una franja curricular, la cual permite formar el recurso humano en cascada, es decir, quienes ya tienen el conocimiento van formando a los siguientes.

Asimismo, el rediseño curricular de algunos programas les ha permitido identificar la necesidad de incluir nuevas áreas de formación, por ejemplo, la asignatura «Calidad de procesos». Y resaltaron la importancia de la formación pedagógica en su quehacer como docentes, lo que les ha permitido implementar con más propiedad ajustes al diseño curricular.«.el posgrado que hicimos en docencia universitaria.

y lógicamente eso se refleja en algunos programas». También opinaron que algunas actividades incluidas en el diseño o rediseño curricular sobre las que se dice son transversales, después en la operativización no aparecen en ninguna asignatura.«.yo pienso que es importante y que se debe resaltar; cuando yo tengo un plan de estudios y lo centro en la existencia de núcleos en ciencias básicas, entonces tengo un sub núcleo de anatomías, morfologías, núcleo de fisiología, etc, etc; y ahí tengo unos recursos asignados; es muy fácil discutir contenidos con esos recursos, pero cuando yo tengo un elemento que está etéreo así, que está metido en todas partes y no está en ninguna.».

  1. Citaron como otro ejemplo a destacar los ajustes realizados al programa generados a través de los trabajos de investigación de estudiantes y profesores.
  2. Igualmente sustentaron el valor del trabajo que se viene haciendo con grupos de estudiantes que tienen dificultades para adaptarse a la ciudad y a la vida universitaria, situación que los hace mucho más vulnerables, como es el caso de estudiantes provenientes de comunidades indígenas, afrodescendientes y del sur del país.

Reconocen la importancia que tiene dicha caracterización en el diseño curricular pues permite identificar las particularidades de los estudiantes para poderlas intervenir con el propósito de disminuir la deserción y la repitencia. Algunos docentes opinaron que no existe la cultura de preguntar a los diferentes gremios externos a la academia, y es poco frecuente averiguar la opinión de empleadores y egresados sobre la calidad del programa, exceptuando la indagación que se realiza en los procesos de autoevaluación para la acreditación; y hay consenso respecto a que dichos procesos han permitido ser más conscientes de la importancia del diseño o rediseño curricular.«.

  1. Hay una renovación de la acreditación, y ese grupo se ha movido mucho en torno a lo curricular».
  2. De la misma manera, comentaron que en muchas ocasiones en las reuniones de dichos comités se da prioridad a lo administrativo, dejando de lado la razón de ser de los mismos: pensar y conceptualizar el currículo.

Los estudiantes, a su vez, reconocieron aspectos de la integralidad del currículo donde confluye lo huma­nístico con lo disciplinar y lo profesional, mediante actividades extracurriculares como los grupos de danzas y teatro, pues éstas fortalecen asuntos muy importantes que tienen que ver con el sentido de pertenencia con la escuela y con la carrera, aspectos lúdicos, las relaciones interpersonales, el trabajo en equipo y la organización del tiempo, entre otros.

  • Algunos reconocieron que la formación integral recibida requiere de aspectos tanto humanísticos como disciplinares y por ello en el proceso formativo confluyen conocimientos, actitudes y aptitudes, aspectos de mucha importancia para poder ejercer en el área de la salud.
  • Finalmente comentaron que cuando existen varios programas de una misma disciplina en la ciudad se deben coordinar esfuerzos que permitan planificar de manera coherente los sitios de práctica para garantizar las destrezas y habilidades de los educandos.

DISCUSIÓN Diseñar es pensar antes de actuar, definir intenciones para guiar esa acción, organizar los componentes y fases de la tarea y seleccionar los medios para realizarla. El diseño puede entenderse como el resultado de una articulación entre el conocimiento y la acción.

La construcción del currículum debe ser pensada con un carácter procesual, abierto y colectivo, evitando la idea de implementar algo para que anule todo lo anterior. La construcción del currículum supone un análisis y una deliberación continua de lo que sucede en las escuelas y en las prácticas concretas 12, planteamiento que coincide parcialmente con los resultados del presente estudio.

Pues ante la necesidad de replantear nuestras prácticas pedagógicas y curriculares es necesario abrir espacios de reflexión, como un elemento de interacción entre actores durante la puesta en escena de una propuesta curricular; ya que no sólo es asunto de los profesores, sino también de directivas, estudiantes, administrativos, egresados y miembros de la sociedad 13,

Malagón 14 describe la necesidad de que exista una participación activa de los empleadores, asociaciones gremiales, egresados, y no sólo de los profesores y directivas institucionales para la definición de asuntos importantes de la Institución educativa y específicamente de aspectos curriculares, lo que ratifican los resultados de este estudio.

De igual manera este autor resalta la importancia que han tenido los procesos de acreditación y autoevaluación para poner en evidencia aspectos del diseño y rediseño curricular entre los profesores, pese a que estas iniciativas son estrictamente de carácter coyuntural, lo que no favorece la interacción entre el programa y el contexto, sobre todo cuando algunos programas por su misma naturaleza necesitan estar buscando campos de prácticas y realizando acciones de acompañamiento a las comunidades.

  • Así como es aceptado afirmar que todavía las comunidades externas se asumen como espacios sociales para el ejercicio académico, y no como espacios de construcción social de los saberes y de interacción activa desde ambas orillas.
  • También estos planteamientos coinciden con los resultados de esta investigación.

El estudio sobre deserción realizado por Meneses 15 describe algunos obstáculos que encuentran los estudiantes para continuar sus estudios relacionados con su lugar de origen, escolaridad de los padres y específicamente de la madre, las experiencias familiares y escolares lo que les dificulta socializar y permanecer en el medio académico, lo cual refuerza la necesidad de caracterizar los estudiantes para conocer su problemática e intervenirla y así disminuir la deserción por aspectos de índole cultural y de adptación a un medio desconocido.

  • En relación con el diseño curricular algunos autores 16 resaltan la importancia de recoger información de diferentes fuentes como encuestas, entrevista e indicadores relacionados con lo particular o específico de cada disciplina.
  • Igualmente, describen la importancia de la formación docente en aspectos curriculares que les permita a los profesores entender el proceso de diseño y rediseño curricular.

El tiempo que requiere el abordar los temas sobre currículo debe ser recompensado y reconocido por las instancias universitarias, aspecto que coincide con la demanda de tiempo para cumplir con las labores académico administrativas, argumentada las Directoras de los programas que participaron en este estudio.

Una revisión de 250 estudios publicados por los profesores Pablo Negro y Dylan Wiliam, en 1998 17 los llevó a la conclusión de que la evaluación que realizan los estudiantes se utiliza no sólo para valorar el aprendizaje, también sirve para realizar intervenciones educativas, lo que concuerda con los hallazgos de la investigación ya que las evaluaciones que realizan los estudiantes de las asignaturas y de los profesores contribuyen para la toma de decisiones en el diseño curricular.

Sin embargo y en coincidencia con lo que afirman las profesoras de los diferentes comités de programas académicos de la Facultad de Salud de la Universidad del Valle, algunos autores coinciden en que se formulan políticas que a veces se quedan en el papel.

  • Por otra parte autores británicos 18 constataron mediante estudios logitudinales la importancia que tiene incluir en los contratos de los profesores la disposición de éstos en acompañar a los estudiantes en actividades extracurriculares relacionadas con deportes y actividades lúdicas.
  • Al respecto los estudiantes de la Facultad de Salud resaltaron la importancia de las actividades extracurriculares que se realizan en algunos programas, no obstante que pocos docentes son los que participan en las mismas.

Algunos estudios 19 destacan como el profesor requiere de formación en docencia y pedagogía lo que incluye el tema de diseño y rediseño curricular, asunto que le permite conceptualizar y sistematizar su práctica educativa, lo que redunda en el mejoramiento de la misma, tal como lo expresan los profesores de la Facultad de Salud cuando señalan la importancia de fortalecer la formación en lo educativo, por cuanto plantea el reto de darle un sentido, no solo político sino pedagógico a aquellas actividades relacionadas con la transferencia de saberes desde el entorno, lo cual permite, a su vez, pasar de la proyección institucional a la construcción de currículo.

CONCLUSIONES Bajo las actuales circunstancias de cambios profundos, los procesos de diseño y ajuste curricular de los distintos programas de pregrado de la Facultad de Salud de la Universidad del Valle se deben asumir bajo un enfoque de investigación, como lineamiento de política central de carácter permanente que, teniendo presentes los fines y los propósitos educativos y los referentes de distinto carácter que cada época postula, tome como punto de partida los problemas que aquejan la calidad de vida de las localidades, las familias, y las personas que conforman los núcleos humanos que la Facultad y la Universidad forma y aquellos sobre los cuales influye.

La implementación del currículo requiere de disponibilidad de recursos materiales y tecnológicos, formación docente, así como apoyo político y social del medio donde se implementa, porque cuanto más integrada a las diversas acciones del contexto esté la propuesta, más fuentes de legitimación tendrá y más apoyos podrá convocar.

  1. Identificar las características específicas de los estudiantes permite entre otras medidas importantes, definir estrategias para disminuir la deserción.
  2. Por la dinámica de los cambios sociales, políticos y pedagógicos, o propios de cada disciplina, el diseño y ajuste curricular deben ser permanentes.

El currículum no es sólo un documento: implica procesos prácticos que requieren seguimiento; cuando se realizan ajustes curriculares se debe vigilar que lo definido en el diseño se lleve a cabo en la ejecución del mismo y su evaluación debe asumirse como un proceso con adecuadas estrategias e instrumentos para recoger observaciones e informaciones y analizarlas con la participación de los diversos actores implicados en él.

Uno de los elementos fundamentales en el diseño curricular es una responsabilidad compartida lo que exige la participación de los diferentes actores, por lo cual se insiste en sugerir que se implementen estrategias que permitan la participación de estudiantes, egresados, empleadores, padres de familia, asociaciones gremiales, profesionales y grupos sociales.

El diseño es la fase inicial del currículo, por ello, su realidad queda representada en él, pero es indispensable que haya continuidad, coherencia y consistencia entre el diseño, la gestión y la evaluación como procesos que garanticen su plena implementación.

Se debe insistir en el manejo conceptual de tópicos dentro del diseño curricular como son la fundamentación conceptual y contextual, la definición de los ejes problemáticos y la estructuración curricular, pues constituyen aspectos de formación y cualificación constante para los directores y los comités de programas académicos.

La formación disciplinar es fundamental para el desempeño docente, ya que entender, conocer y manejar el diseño curricular se hace necesario, para hacer más integral su labor. También es importante la formación docente en aspectos educativos, específicamente en lo concerniente a la conceptualización e implementación del modelo curricular por competencias, donde aquellas laborales son apenas una de las categorías a tener en cuenta.

La participación de algunas directoras de programas en las asociaciones profesionales permite recoger valiosa información para el diseño curricular, sin embargo, la participación de egresados, empleadores y padres de familia como actores fundamentales de dicho contexto sigue siendo incipiente. Sin embargo, los procesos de autoevaluación para la acreditación han permitido resaltar la importancia del tema del diseño curricular como responsabilidad compartida de los actores educativos.

Conflicto de intereses. Los autores declaran que no hay conflicto de intereses en el presente manuscrito. REFERENCIAS 1. Lozano LA, Lara CJ. Paradigmas y tendencias de los proyectos educativos institucionales: Una visión evaluativa. Bogotá: Mesa Redonda Magisterio; 2001.2.

  • Stenhouse L.
  • La investigación como base de la enseñanza.2 ed.
  • Barcelona: Morata; 1993.3.
  • Sacristán J.
  • Diseño del currículo, diseño de la enseñanza.
  • El papel de los profesores.
  • En: Comprender y transformar la enseñanza.11ª ed.
  • Madrid: Ediciones Morata; 2005.4.
  • Rodríguez M.
  • Educación para la carrera y diseño curricular.

Barcelona: Editorial Universidad de Barcelona; 1995.p.95.5. Álvarez-Valdivia I. Participación y comunidad educativa: contrastes, impedimentos y posibilidades. Rev Pedagog Universit.1998; 3: 1-13.6. Gvirtz S, Palamidessi M. El ABC de la tarea docente: currículo y enseñanza.2ª Ed.

Buenos Aires: Aique; 2005.p.144.7. Tobón S. Competencias en la educación superior: Políticas hacia la calidad. Bogotá: Ecoe Ediciones; 2006.p.202.8. Mestizos. Las competencias básicas para la sociedad del conocimiento. URL disponible en: http://www.conocimientosweb.net/mestizos/article/28.html 9. Tobón S. Formación basada en competencias.

Pensamiento complejo, diseño curicular y didáctica. Bogotá: Ecoe Ediciones; 2003.p.87 10. Castillo E. La fenomenología interpretativa como alternativa apropiada para estudiar los fenómenos humanos. Invest Educ Enferm.2000; XVIII: 27-35.11. Castillo E, Vásquez M.

El rigor metodológico en la investigación cualitativa. Colomb Med.2003; 34: 164-7.12. Diseño curricular. Institución Universitaria Politécnico Grancolombiano. Consultado: 4 de enero 2010.URL disponible en http://educacion.idoneos.com/index.php/364006 13. Corchuelo M, Bohórquez F. Pedagogía en perspectiva: Un diálogo académico.

En: Memorias III Coloquio Internacional sobre Currículo. Popayán: Facultad de Educación, Universidad del Cauca; 2004.p.3-5.14. Malagón-Plata L. La pertinencia curricular: Un estudio en tres programas universitarios. educ.educ.2009; 12: 11-27.15. Meneses A.

Factores asociados a la deserción de estudiantes que ingresaron por condición de excepción indígena a la Universidad del Valle 2001-II-2006. Cali: Universidad del Valle; 2009.16. Christensen J. Supporting curriculum assessment and development: implications for the faculty role and institutional support.

New directions for teaching and learning, N° 112. Winter 2007 Wiley Periodicals, Inc. Published online in Wiley InterScience, URL disponible en: http://www.interscience.wiley.com,17. Popham WJ. Curriculum Mistake. ASBJ.2009; 36-8.18. Clift RT. Structures, curriculum and teacher education.

¿Qué diferencia hay entre el diseño curricular y el currículum?

Cómo se realiza el diseño curricular – Para poder llevar adelante un diseño curricular se hace necesario tener claro que hay que llevar adelante una serie de tareas como son las siguientes: -El diagnóstico de problemas y necesidades en cuanto a lo que es el contexto y la situación existente.

  • En concreto, esta labor se compone de tres etapas fundamentales: el estudio de lo que es el marco teórico, la exploración de situaciones reales y la determinación de problemas y necesidades.
  • La modelación del currículum, en la que, por ejemplo, se determinan los contenidos necesarios para alcanzar los objetivos deseados.

-La estructuración curricular, donde se elige, por ejemplo, el orden en el que se va a desarrollar el diseño curricular. -La organización para la puesta en práctica, es decir, el establecimiento de medidas para garantizar lo que es la puesta en práctica del proyecto curricular.

-El diseño de la evaluación curricular, que debe tener como punto de partida lo que son objetivos de tipo terminal. El diseño curricular, en definitiva, es el procedimiento que posibilita la planificación general de las actividades académicas, El currículo, una vez definido, luego se adapta a las condiciones particulares de cada establecimiento educativo, siempre respetando los principios establecidos en el diseño.

De esta manera se pretende garantizar que cada uno de los estudiantes pueda desarrollar su potencial, formarse y concluir el proceso educativo preparado para integrarse a un nivel superior o al universo laboral. Sigue en: Preparado

¿Qué temas se enseñan en primaria?

05/09/2012 Actualizado a las 13:38h. Leer, escribir, sumar y restar son algunas de las primeras nociones que los niños adquieren a su llegada al colegio. A estos contenidos, herramientas clave para su desarrollo, les seguirán otros, como el dominio del lenguaje, las matemáticas o el conocimiento del inglés.

¿Qué aprenden los niños en cada etapa educativa? En primer lugar, es importante que sepas que no existe una norma que establezca las edades fijas a las que un menor debe adquirir ciertos conocimientos, sino que todo forma parte de un proceso social en el que el niño irá asimilando y dominando ciertos aspectos de su vida.

ABC ha hablado con Gerardo Aguado, pedagogo y profesor de Educación de la Universidad de Navarra, que nos ha ayudado a conocer cómo es el proceso de aprendizaje de un niño desde su infancia más temprana. «Aprender es un comportamiento social que empieza ya antes del colegio y que estará determinado por el entorno social y familiar del menor».

  • Como apunta Aguado, «no se puede hablar de una edad determinada para, por ejemplo, aprender a leer, pues antes de aprenderlo ya ha habido una familiarización con las letras, los niños ven cosas escritas en la calle, observan como sus padres leen, cogen sus periódicos.
  • Es falso que todos los niños sigan unas mismas pautas evolutivas pues, aunque es verdad que un niño empieza a leer entre los 5 y los 6 años, lo hace por norma, no porque evolutivamente esté listo para hacerlo».

De hecho, como señala el experto, muchos niños comienzan a leer a los cuatro años, incluso antes. Nuestro sistema educativo estipula la enseñanza obligatoria desde los seis a los dieciséis años, dividida en dos etapas principales: Educación Primaria y Educación Secundaria Obligatoria.

  1. Antes de ello, el periodo de Educación Infantil preparará a los niños y les ayudará a la obtención de ciertas habilidades.
  2. A continuación te contamos qué conocimientos básicos adquirirá tu hijo en cada una de sus etapas educativas: 1.
  3. Educación infantil: desarrollo físico, afectivo, control corporal, iniciación en la lectura y la escritura No es obligatoria, por lo que los padres pueden optar por ser ellos mismos quienes ayuden al menor a adquirir el desarrollo necesario para su edad.

La finalidad de esta etapa es contribuir al desarrollo físico, sensorial, intelectual, afectivo y social del niño, La Educación Infantil se divide en dos fases, una primera (hasta los 3 años) en la que el niño puede ir a la guardería y la segunda (hasta los 6 años), ya en el colegio. Muchos padres optan por obviar esta fase educativa y estimular al niño en casa, aunque a veces en exceso. Para el experto, no es necesario adelantar estos procesos: «Que yo enseñe a leer a un niño a los 4 años no hará que sea más o menos inteligente, solo hará que domine antes la lectura, algo que le vendrá muy bien de cara al curso, pero nada más.

Hay otros tipos de estimulación intelectual, como los padres que ponen música clásica a los niños. con ese tipo de prácticas nuestro hijo solo aprenderá a distinguir a Mozart de Vivaldi, pero en cuanto deje de escucharlo se le olvidará.» 2. Educación Primaria: dividida en tres ciclos, las asignaturas fundamentales son Lenguaje y Matemáticas En esta etapa son prioritarias las asignaturas de Lenguaje y Matemáticas, aunque también las de Conocimiento del Medio Natural, Social y Cultural, Educación Artística, Física o Lengua Extranjera.

Sobre todo en la primera etapa, con 6 años, los niños profundizarán en las habilidades de lectura y escritura, así como en conocimientos numéricos. Aguado apunta a que es importante que los padres sepan que «el cerebro de un niño es como una caja registradora, si se le pide que aprenda a leer a los 4 años lo hará, pero si se lo pedimos que lo haga a los 6, también». En el primer ciclo de educación primaria (1º y 2º), se aprenderá, entre otras cosas, a conocer bien el lenguaje, pronunciar bien, describir personas o cosas, conocer el abecedario, reconocer los signos de puntuación, leer textos breves, dividir palabras en sílabas y cuidar la caligrafía.

En cuanto a las matemáticas, es básico en este periodo saber leer y escribir números, utilizar los números ordinales, distinguir entre pares e impares, memorizar las tablas de multiplicar del 1 al 10, conocer las monedas y billetes, ordenar los días de la semana, leer la hora y reconocer figuras, entre otros muchos conceptos.

Además, el niño se familiarizará con el conocimiento de su cuerpo mediante la Educación Física, profundizará más en la lengua inglesa y adquirirá otras nociones relacionadas con el medio ambiente, el sistema solar, los seres vivos, la salud, En el segundo ciclo (3º y 4º de Primaria), aumentarán las horas de Matemáticas e Inglés, aunque Lengua y Literatura sigue siendo la asignatura principal.

En este periodo tu hijo aprenderá a hablar en público, memorizar textos, leer entonando, comprender textos, reconocer sustantivos, verbos, adjetivos, artículos, conocer el género y el número, conjugar verbos, distinguir entre sujeto y predicado. En matemáticas, comenzarán las operaciones con números naturales, sumas y restas mentales, iniciación a las fracciones,

Además, continuarán con el aprendizaje de la historia y adquirirán conocimientos básicos sobre la materia y sus características, así como de alimentación, animales, conocimiento del Universo. El tercer ciclo (5º y 6º de Primaria), se profundiza más en las materias principales con el fin de preparar al niño para la Educación Secundaria. Además, la asignatura de Conocimiento del Medio Natural, Social y Cultural, se convertirá en una importante base de cara a la E.S.O., donde el menor ya comenzará una formación específica en Física y Química, Historia o Biología.

  • Así, en esta etapa el menor ya habrá estudiado las principales civilizaciones y numerosos conceptos de historia, así como el funcionamiento de los principales sectores económicos,
  • En Lenguaje, aprenderán a elaborar esquemas, ampliarán su vocabulario, redactarán textos y aprenderán a utilizar las fórmulas del comparativo y superlativo, reconocer el complemento directo e indirecto en una oración, conocer las abreviaturas, reglas básicas de ortografía y acentuación, clasificar las palabras en agudas, llanas, esdrújulas y sobresdrújulas,

En matemáticas, aprenderán a identificar números primos y compuestos, conocer los números romanos, leer fracciones, interpretar porcentajes, trabajar con potencias, hacer estadísticas.3. Educación Secundaria Obligatoria: Profundización en conocimientos específicos, conocimiento de la Historia y dominio de Lenguaje y Matemáticas Al igual que la Educación Primaria puede suponer un brusco cambio para el menor, al comienzo de la Educación Secundaria Obligatoria (E.S.O) puede ocurrir lo mismo. En Inglés, seguirán profundizando en el conocimiento de la gramática, así como de la lectura y escritura. Además, obtendrán nuevos conocimientos de Biología y comenzarán un estudio más «serio» de la Historia. Las matemáticas, además, se van haciendo cada vez más complicadas: llegan las raíces cuadradas, las operaciones con fracciones, las potencias, las operaciones con decimales, los polinomios, las ecuaciones. 4º de la ESO es un curso clave debido a su carácter orientativo, tanto como para los jóvenes que pretenden seguir estudiando como para los que saldrán directos al mercado laboral. Por ello, los alumnos podrán elegir optativas como Física o Química, Latín, una segunda lengua extranjera.

Además, se trata de un año crucial en el que los jóvenes decidirán hacia dónde quieren encaminar su futuro, Para el profesor Aguado, «el criterio básico para que un chico decida qué quiere hacer después no es otro que las notas que saque», El experto señala que ha habido un cambio de tendencia en cuanto a la toma de decisiones en este aspecto: «antes, los chicos que venían a orientación nos preguntaban qué tenían que estudiar para lograr cierto objetivo; ahora simplemente te enseñan las notas y te preguntan qué pueden hacer con eso».

Además, apunta que los alumnos «están más desmotivados que antes», aunque asegura que aquellos que sacan buenas notas siempre se mantienen: « las notas son determinante s para el grado de motivación de un alumno».

¿Cuáles son las asignaturas troncales en primaria?

Qué asignaturas tiene la Educación Primaria en España durante el curso 2021-2022 – La Educación Primaria comprende seis cursos académicos, desde los 6 a los 12 años, y tiene carácter obligatorio y gratuito. Dadas las edades que comprende, se trata de una etapa básica para la formación de los niños y en ella las metas pasan por enseñarles a expresarse y a comprender a los demás de forma oral y escrita, así como a leer, a iniciarse en el mundo de las matemáticas o a comprender nociones básicas de cultura y convivencia.

Asignaturas troncales. Son Lengua Castellana y Literatura, Matemáticas, Ciencias de la Naturaleza, Ciencias Sociales y Primera Lengua Extranjera.Asignaturas específicas. Se cursan al menos 3 de una oferta de 6, y es obligatorio cursar Educación Física y Religión o Valores Sociales y Cívicos. Por tanto, debe escogerse al menos una de las siguientes asignaturas: Educación Artística, Segunda Lengua Extranjera. También habrá que elegir entre Religión oValores Sociales y Cívicos. Asignaturas de libre configuración autonómica. Se trata de materias sujetas a la oferta de las Administraciones educativas autonómicas. Puede tratarse de Lengua Cooficial y Literatura (con un tratamiento análogo al área de Lengua Castellana y Literatura), de asignaturas específicas no cursadas o áreas por determinar, o de profundización o refuerzo de las troncales o áreas por determinar por las Administraciones o centros educativos.

En cuanto a lo que traerá de la mano la nueva reforma educativa, concretada en el borrador de Real Decreto de ordenación y enseñanzas mínimas en la etapa de Primaria, volverá la asignatura Conocimiento del Medio y Ética pasará a llamarse Educación en Valores Cívicos y Éticos, dejando de ser una alternativa a la Religión, sino una disciplina obligatoria.

También cambian ligeramente los objetivos educativos, que pasarán por fomentar la gestión emocional, promover la igualdad de género y la inclusión educativa, garantizar la atención personalizada al alumno y desarrollar la autonomía y la capacidad de reflexión de los niños. En concreto, las materias que se impartirán serán Conocimiento del Medio Natural, Social y Cultural (que se podrá desdoblar en Ciencias de la Naturaleza y Ciencias Sociales); Educación Artística; Educación Física; Lengua Castellana y Literatura y, si la hubiera, Lengua cooficial y Literatura; Lengua Extranjera; y Matemáticas.

Durante el tercer ciclo se impartirá la asignatura de Educación de Valores Éticos, que dejará de considerarse como una asignatura optativa a la de Religión, y pasará a ser obligatoria en quinto o sexto. Por último, en cuanto al enfoque educativo, en el caso de la asignatura de Lengua Castellana y Lengua Extranjera se incentivará al alumnado a familiarizarse con la realidad plurilingüe y rechazar prejuicios lingüísticos, valorando la diversidad como fuente de riqueza cultural.

¿Qué es la estructura curricular?

Proyecto curricular > Estructura curricular > Presentación

El apartado de estructura curricular se nutre, sobre todo, de la información generada en los análisis de las necesidades sociales y del campo profesional: las necesidades sociales, problemas y problemáticas, del primero, y los ámbitos profesionales dominantes, decadentes y emergentes, del segundo.

La estructura curricular es un esquema de la organización de las experiencias educativas y las relaciones existentes entre ellas, dentro del plan de estudios, en función de las áreas de formación que favorecen la formación de profesionistas para atender de manera competente los requerimientos de la sociedad.

Este apartado persigue la construcción de ese esquema que muestra las principales características curriculares de las experiencias educativas que lo integran. Es la parte del proceso de diseño curricular en la cual toda la información recopilada hasta el momento se transforma hasta definir las experiencias educativas que integran el plan de estudios para la formación de profesionistas dentro del programa educativo.

Proyecto curricular > Estructura curricular > Presentación

¿Cómo está estructurado el diseño curricular Nacional Básico?

El currículo de Educación Básica está organizado por áreas curriculares, que se desarrollan en tres ciclos: el primer cicloinicia el desarrollo de destrezas instrumentales; el segundo ciclo profundiza el desarrollo de destrezas instrumentales e incrementa la formación con procesos mentales y actitudinales.

¿Qué son los componentes estructurales de las bases curriculares?

Constituyen campos donde se organizan y distribuyen los Objetivos de Aprendizaje, con el propósito de orientar los procesos educativos. Hay tres grandes ámbitos donde los párvulos experimentan: Desarrollo Personal y Social, Comunicación Integral e Interacción y Comprensión del Entorno.